Comodoro Rivadavia consolidó su tradición justicialista con su nuevo intendente, pero aportó votos a Torres

Pese al corte de boleta y al ajustado margen, Comodoro Rivadavia repitió su tradición justicialista: con el 98% de las mesas escrutadas, se impuso el candidato de “Arriba Chubut”, Othar Macharashvili (40,7%), y dejó en el camino las esperanzas de su principal competidora por Juntos por el Cambio, Ana Clara Romero (35,9%).

Marcharashvili es el actual viceintendente de Juan Pablo Luque y lo sucederá tras obtener un ajustado margen de cinco puntos. Pese a que mantuvo una relación de idas y venidas durante los últimos cuatro años de gestión con Luque, finalmente se impuso como candidato por las encuestas que lo mostraban como la mejor opción, por su alto nivel de conocimiento.

“Esta es una elección muy reñida. Pero Othar ya es el nuevo intendente de Comodoro. Hemos ganado también en Puerto Madryn. Nosotros creemos que tenemos una diferencia a gobernador a nuestro favor. Vamos a esperar pero festejaremos una victoria provincial”, dijo Luque, desde el búnker ubicado en el edificio de los Petroleros Jerárquicos de Comodoro Rivadavia.

Agregó que “Comodoro vuelve a acompañarnos y eso nos hace muy felices. Esperaremos los resultados del Tribunal [Electoral] pero tenemos una diferencia a favor de mil votos” en la gobernación, agregó Luque. Minutos después, Torres se presentaba también como el gobernador electo de Chubut.

Tras el resultado de la elección a diputados y senadores de 2021, Juntos por el Cambio se había entusiasmado con ganar no solo la provincia sino Comodoro Rivadavia. Aquí es donde Romero consolidó su liderazgo. En aquella oportunidad, Torres le ganó a un histórico referente kirchnerista y exintendente de Comodoro, Carlos Linares. Romero fue electa diputada nacional,

Este resultado dejó abierta una luz de esperanza para estos comicios. De profesión abogada, la actual diputada nacional y madre de tres hijos aportó votos para Torres desde la ciudad en donde el frente oficialista Arriba Chubut ponía todas sus fichas en favor de Luque, pero no le alcanzó para dar el batacazo y convertirse en la futura intendenta de esta localidad del sur provincia.

En la categoría intendente, Romero obtenía 24.240 votos contra 27.959 de Macharasvili. En la categoría gobernador, Luque alcanzaba los 30.005 votos (43,18%) contra 21.424 de Torres (30,1%). Romero logró achicar la diferencia en favor de Juntos por el Cambio y sumó votos en favor de esta fuerza, pese a la tracción de Luque por sobre Torres..

Romero soñaba con romper con dos décadas de peronismo en Comodoro. Para ello le puso a la fórmula una cuota propia de osadía: decidió sumar a la fórmula como candidato a vice al justicialista Guillermo Almirón, con el que apostaba a consolidar su gobernabilidad en un territorio que podría presentarse hostil.

Junto a sus hijos, la candidata votó sobre el mediodía y dijo que no esperaba la presencia de figuras nacionales sobre el cierre de la jornada. Sostuvo que durante la mañana mantuvo un diálogo con Ignacio Torres. “Nos dimos ánimo mutuamente”. Por la noche, Torres celebró la gran elección realizada por Romero.

Romero enfrentaba en las urnas a Marcharashvili, un candidato también con presencia en los barrios a partir de su gestión al frente de la dirección municipal de Deportes. Sin embargo, hace cuatro años se convirtió en el vice de Luque y desde allí comenzó su camino a la intendencia.

Macharashvili nació en Comodoro y pertenece a una conocida familia de empresarios y referentes de esta ciudad. Construyó su imagen a través del carisma que generó durante sus años frente a la dirección de Deportes y el uso de un tradicional sombrero.

Publicaciones

Publicaciones