Noche tensa en Dallas

El Barça se ha ido a dormir esta noche en Dallas esperando un milagro. Tanto la junta directiva como el cuerpo técnico se retiraban a sus habitaciones dando por perdido a Ousmane Dembélé, que habría comunicado ya a sus compañeros que ha decidido aceptar la oferta del PSG y abandonar el Barça. Los franceses pagarán los 50 millones de su cláusula de rescisión, la mitad serán para el futbolista y su representante, Moussa Sissoko.

Más información (Auto)

Xavi dio ayer el día libre a sus hombres tras la victoria contra el Real Madrid. Muchos de ellos salieron del hotel a pasear, tomar un café o comer. Ter Stegen, Gündogan y Lewandowski lo hicieron juntos. Gavi salió con Fermín López, el héroe del clásico. También se vio a Dembélé, aunque pronto volvió al hotel Thompson.

Gündogan, Lewandowski y Ter Segen en Dallas

| Valentí Enrich

El francés había hablado tanto con Mateu Alemany como con Xavi, pero su decisión parece firme tras haber recibido su representante una mejora en la oferta que le habían hecho llegar desde París.

Esperando al desenlace definitivo del caso, el Barça cambió de planes. Debía viajar a Las Vegas, donde cerrará mañana la gira de pretemporada contra el Milan, a las once de la mañana hora de Dallas. Retrasó el viaje a las cuatro de la tarde. Dembélé tendrá una hora más para depositar el dinero de su cláusula de rescisión en la sede de LaLiga. En el Barça se fueron a dormir pensando que Dembélé ya no se subirá al avión que llevará al equipo a Las Vegas y cogerá otro rumbo a Europa.

Publicaciones

Publicaciones