Entre Ríos: confirman que los restos hallados son de Luisina Leoncino

Un tatuaje en el pecho fue el elemento que permitió confirmar lo que se presuponía: el torso y dos piernas que fueron halladas el domingo 30 en unas bolsas negras en un descampado de Concordia pertenecen a Luisina Leoncino, la joven de 24 años cuyo rastro se perdió el 10 de julio.

El Ministerio Público Fiscal de Concordia, confirmó, este martes por la mañana, la noticia. “Se constató por medio del forense un tatuaje en el pecho”, dijo a Uno el fiscal Coordinador de Concordia, José Daniel Costa.

Los restos del cuerpo de Luisina Leoncio fueron encontradas la tarde del domingo en la zona Pampa Soler, un camino que comunica el norte del barrio La Bianca con la Tortuga Alegre, en un sector descampado de la ciudad de Concordia en la provincia de Entre Ríos

En la causa se consignó que Luisina tenía tres tatuajes: unas patitas en su brazo izquierdo, los nombres de Mateo y Lorenzo (sus hijos) en cada brazo, y un infinito con dos nombres debajo del cuello. Este último fue el que permitió confirmar la identidad de los restos aunque se aguardan los estudios de ADN.

El jefe de la Departamental Concordia, comisario Juan Beguerie dijo que se llegó a rastrillar ese lugar tras el análisis de numerosas filmaciones y entrecruzamientos telefónicos que permitieron hacer sospechar que allí había sido descartado el cuerpo de la víctima, que ya había sido dada por fallecida días atrás, cuando la Justicia imputó por femicidio a Horacio Rafael Benítez, de 42 años, alias “El Ñoño”, que se encuentra detenido en la Unidad Penal 3 de Entre Ríos.

“Comenzamos a ver que algunos tiempos de las filmaciones tenían incongruencias y dudas y pudieron observarse ciertas actitudes de la persona detenida”, explicó Beguerie.

“Estamos convencidos de que [Benítez] es el autor de este hecho, desde el punto de vista policial. Y desde el judicial también se tiene el convencimiento pleno de la situación de esta persona como autora”, dijo el comisario, quien no descartó que haya “una o más personas involucradas”.

El 24 de julio, el juez de Garantías de Concordia Germán Dri dictó la prisión preventiva de Benítez por el femicidio de Leoncino, al considerar acreditada su participación en el hecho tras un análisis efectuado sobre las cámaras de vigilancia que captaban los alrededores de su domicilio, ubicado sobre la calle Santos Vega al 1200, en el Barrio 6 de febrero de Concordia.

“Se tomaron en cuenta los testimonios de un remisero que llevó a Luisina hasta ese domicilio y, especialmente, las cámaras de seguridad que captan el ingreso de ella en la casa del sospechoso. Luego, se ve el egreso del imputado con bolsas de residuos en una motocicleta. Con ese cuadro de evidencias se requirió la prisión preventiva”, explicó Dri a la prensa local.

Fuentes judiciales confirmaron que Benítez tenía antecedentes penales.

Por su parte, el jefe de fiscales de Concordia, José Costa, detalló que se perdió contacto con el teléfono celular de Leoncino durante la madrugada del 10 de julio, aunque aclaró que la fiscalía comenzó a investigar su desaparición el domingo 16, cuando se realizó la denuncia.

“Ahí empezamos a reconstruir el camino que había hecho ella. Después de descartar varias hipótesis, determinamos que, ese lunes, ella ingresó al domicilio de la persona ahora detenida. Ingresó ahí y no se la vio salir más”, detalló el representante del Ministerio Público.

Y agregó: “Se hizo un gran trabajo de las cámaras. Hubo horas y días de visualización. No se la vio salir más a Luisina, mientras que unos días después se lo vio a Benítez salir con bolsas negras grandes en varias oportunidades. Salía cubierto con cascos, con guantes. No quería que se lo identifique”.

Además, aclaró que hasta el momento en las imágenes de video se lo “ve a Benítez solo” en el auto del hermano de este, un Volkswagen Gol de color azul, que ya fue secuestrado.

En ese sentido que en los videos del 10 de julio se lo vio al sospechoso ingresar con el auto a la zona de Pampa Soler en la que se hallaron los restos “y unos minutos después se lo ve salir”.

“Yo no lo conozco. Incluso, nunca lo vi”, dijo esta tarde a Todo Noticias Ricardo, el padre de la víctima, sobre el ahora detenido, y agregó que tampoco sabe si tenía algún tipo de relación con su hija.

Respecto de Luisina, dijo que la última vez que tuvo contacto con ella la vio “muy tranquila”, que solo le llamó la atención que le pidió plata para cubrir unos gastos y que “nunca pasaba dos o tres días sin comunicarse”.

Luisina era hermana de Valeria Leoncino, de 25 años, quien el 6 de marzo último también fue víctima de un femicidio cuando fue asesinada de tres balazos en la puerta de su casa donde se encontraba con un grupo de amigas, quienes identificaron al agresor como un hombre de 34 años que estaba “obsesionado” con ella.

Dicho crimen ocurrió sobre la calle Guarumba, entre las calles Eva Perón y Entre Ríos, cuando la joven de 25 años, que había invitado a una juntada a tres amigas, fue atacada por Carlos Passarella, de 34 años, con un arma calibre 9 milímetros.

El femicidio de Luisina generó consternación en Concordia, y movilizó a un numeroso grupo de vecinos a marchar en reclamo de justicia y contra la violencia de género bajo el lema “No estamos todas”, desde el céntrico Parque Farré hasta la costanera, a orillas del río Uruguay

Publicaciones

Publicaciones