“Le rompo la cabeza”: se conoció un nuevo audio del empresario asesinado en el que amenaza con agredir a un deudor

En las últimas horas trascendió un nuevo audio de Fernando Pérez Algaba, el empresario descuartizado, en el que le pide protección a un conocido para ir a presionar a una persona que le debía plata en un concesionaria de la localidad de Avellaneda en la provincia de Buenos Aires. El mensaje de voz de “Lechuga”, como era apodado la víctima, estaba dirigido a un supuesto amigo al que nombra como “Lucho”. Se trata de una nueva pieza que agrega información sobre la actividad de Algaba antes de ser secuestrado y asesinado.

“Lucho, escuchá, mañana voy a la escribanía y te firmo todo eso ¿viste? Necesito un favor tuyo”, dice el nuevo audio difundido por la señal TN el martes a la madrugada, en donde el empresario de reventa de autos le pide un favor al amigo. “Creo que a esta altura debes tener la poronga larga (sic) en Avellaneda vos. Hay una agencia de auto en Avellaneda de un hijo de puta que yo le vendí la Renault, que me cagó 45 lucas que yo le dejé y nunca pagó nada”, se escucha en la nota de voz difundida ayer.

En el mismo audio, Fernando dice que necesita contar con alguna especie de seguridad para evitar caer preso ante la “apretada” que le daría a la persona que le debía $45.000. “El socio se hizo responsable y me fue dando a poco, bueno, me fue dando lo que pudo. Este se hizo el vivo y me bloqueó todo y le quiero caer ahí ¿Tenés ahí algún jefe cash, alguno, por si hago mucho bondi?”.

“Le rompo la cabeza a ese hijo de puta (sic). Para que no me metan en cana ¿viste? Porque tengo que viajar, después al otro día tengo que viajar ¿Tenés ahí? para hacerme la segunda. En Avenida Mitre está. Ahora te paso la altura”, concluye el audio.

Pérez Algaba, de 41 años, fue asesinado a balazos y su cuerpo fue descuartizado. La víctima había recibido numerosas amenazas de muerte de sus acreedores. Pero, como sostuvo Vargas en su denuncia y como se desprende del mensaje de voz de WhatsApp, él también amenazaba a las personas que le debían dinero.

Anteriormente, habían trascendido otros audios en donde Algaba también amenazaba de muerte a un deudor. En febrero, Nahuel Vargas, una de las dos personas con las que estuvo en un descampado en General Rodríguez antes de desaparecer, denunció por amenazas a su examigo Fernando Pérez Algaba. Antes o después de la presentación en una comisaria de la policía bonaerense, el trader le había mandado un amenazante mensaje de voz.

“Divertite mucho que cuando vuelva te voy a buscar por cielo y tierra. Anda a hacer la denuncia que quieras. Te voy a arruinar la vida pedazo de loro. Traidor. Me vas a pagar cada peso que me debés hijo de re mil puta. Fui a buscar a un pibe a México… a vos te voy a buscar por cielo y tierra”, decía el mensaje.

Los investigadores del homicidio intentan reconstruir los últimos días de la víctima. Para poder armar el rompecabezas, los detectives judiciales y policiales intentan encontrar el teléfono celular de Pérez Algaba, luego de hallar a su mascota, un perro bull dog francés, de nombre Kupper, que siempre lo acompañaba, el auto en el que se movía, y tras haber allanado la casa que alquilaba entre el 13 y 19 de julio.

El abogado de Gustavo Iglesias, el barrabrava de Boca Juniors que amenazaba con cortarle las manos a Pérez Algaba, se mostró “sorprendido” por los audios que circulan en los medios y que le son atribuidos a su asistido, y dijo que, a su criterio, quien hace conocer esas conversaciones es quien mató a la víctima y se quedó con su teléfono celular.

“Me llama la atención de dónde salieron esos audios; la fiscalía los tiene a través de los medios, que hacen muy bien su trabajo. Pero lo que hay que preguntarse es quién pasa esos audios. Para mí es obvio: es la persona que se quedó con el teléfono de Fernando. El que mató a Fernando es el que tiene el teléfono y esos audios estaban en ese teléfono”, sostuvo el abogado Rodrigo González en declaraciones al canal C5N.

En uno de los audios que se conoció la semana pasada, Gustavo Iglesias insulta a Pérez Algaba y lo amenaza: “Yo no te voy a matar, te voy a hacer algo peor, te voy a sacar los ojos y cortar las manos para que no puedas contar más en tu vida plata, juro por mis hijos que no tengo ningún problema por ir preso”.

“Los audios obviamente son fuertes, pero también son fuertes en el contexto de hoy, en el que Fernando apareció de la manera que apareció”, afirmó González.

Publicaciones

Publicaciones