Duros cruces entre el Gobierno y el larretismo por la política exterior de la Argentina

“El canciller Cafiero es una buena persona, con las ideas equivocadas y una política de relación con el mundo de ejecución deficitaria”, sostiene Fernando Straface, referente clave de Horacio Rodríguez Larreta en materia de política exterior. “Ellos creen que la política internacional es hacer turismo y andar en bicicleta en el Central Park, que tienen que agradar y se terminan arrodillando ante los poderosos”, contesta el propio Santiago Cafiero, mientras desafía al candidato de Juntos por el Cambio a un “debate cara a cara” en la materia.

En las últimas horas, la política internacional se coló en el debate previo a las PASO. Desde el larretismo, que presentó el lunes sus propuestas y referentes en la campaña, enfatizan en el “aislamiento” del Presidente, sospechan de sus vínculos con “dictaduras” como Venezuela y Cuba, piden ingresar en la OCDE y rechazan la cercanía a los Brics, que incluyen a Brasil pero también a China y la Rusia de Vladimir Putin, y donde el Gobierno busca ingresar antes de finalizar su mandato, en diciembre. Desafiante, Cafiero aseguró a LA NACION que muchas de las propuestas de Rodríguez Larreta son “chamuyo de campaña”, sostiene la importancia de ingresar en los Brics “que tiene un banco que nos puede ayudar” y enfatiza las diferencias con el macrismo en general en el tema Malvinas, “que ellos banalizan, hasta dijeron que hay que canjearlas por vacunas, y nosotros priorizamos como causa nacional”.

El lunes, los referentes de Rodríguez Larreta presentaron un plan de 13 puntos prioritarios, con la presencia de otros referentes como el excanciller Jorge Faurie, el exvicecanciller Andrés Cisneros; los extitulares del Banco Central Martín Redrado y Alfonso Prat-Gay; y el exembajador en Rusia Ricardo Lagorio. “Defendemos los derechos humanos y la democracia sin peros”, dice Straface en referencia a Venezuela, Cuba y Nicaragua, de buen diálogo con el kirchnerismo. Y agrega que otras prioridades serán “profundizar la relación con Brasil y dinamizar el Mercosur”, una política exterior “sin zigzagueos”, priorizando también el vínculo con Estados Unidos y teniendo con China un vínculo que permita “equilibrar la balanza comercial” deficitaria para Argentina. “Hoy hay hasta tres veces más diplomáticos en países como Cuba, Nicaragua y Venezuela que en mercados de alto potencial como Vietnam, Indonesia y Qatar”, agrega Straface, como parte de la “reorganización de la Cancillería” que propondrán efectivizar en caso de que Rodríguez Larreta gane la interna, primero, y llegue luego a la Casa Rosada.

Luego de leer los 13 puntos presentados por el candidato de Pro, Cafiero asegura que “no entiende” muchos de los postulados opositores. “¡Yo viajé a Vietnam, nosotros priorizamos esos mercados! Ellos no lo hicieron cuando gobernaron”, retruca. Con relación al ingreso a la OCDE, asegura que “no es que el Gobierno no quiere entrar, sino que necesitamos una hoja de ruta a la medida de Argentina, tomando en cuenta su crisis de endeudamiento que nos dejó el gobierno anterior”, destacó.

En relación a la “cercanía” del Gobierno con el venezolano Nicolás Maduro, y más allá de no suscribir con el término “dictaduras” que Rodríguez Larreta sí utiliza para referirse a ese y otros gobiernos relacionados, Cafiero afirma que “se condenaron las violaciones a los derechos humanos en distintos ámbitos, incluida la adhesión al informe [Michelle] Bachelet”. ¿Y los votos de Carlos Raimundi, embajador en la OEA y que cuestionó ese mismo informe por sesgado? “Durante mi gestión, todos los votos estuvieron alineados”, afirma Cafiero, una manera de diferenciarse de su antecesor en el cargo, Felipe Solá.

Curiosamente, ambos bandos se acusan de “ideologizar” los vínculos con el mundo. Para Straface, “quedó claro que en el caso de Jair Bolsonaro, Sebastián Piñera y Luis Lacalle Pou, el Gobierno enfrió esos vínculos porque ideológicamente no son afines a su pensamiento. La Argentina debe tener intereses personales permanentes, una política exterior que insule las circunstancias ideológicas”, dijo el secretario general del gobierno porteño.

Para Cafiero, en tanto, quienes “ideologizan” están del otro lado. “Dicen que quieren una agenda con el Mercosur y con Brasil ¿Y qué hacemos con el Banco de los Brics? ¿No lo queremos? Tres de los cuatro principales socios comerciales del país están allí adentro”, afirmó el canciller, en referencia a China, Brasil y la India, que junto a Rusia y Sudáfrica componen el grupo, que se reunirá en Johanesburgo a fines de este mes. Macri acudió invitado a esa misma ciudad por los Brics, en 2018.

“Firmaron el pacto Foradori-Duncan, y nadie lo contradijo hasta ahora”, agregó Cafiero, para quien “Malvinas es una causa nacional, que ellos banalizaron”. Straface, en tanto, pidió “no utilizar la causa Malvinas con fines de política interna” y se preguntó “cual es la mejor estrategia para recuperarlas. Claramente no lo es montar una escena de confrontación”, sostuvo, y defendió que la política del gobierno de Cambiemos permitió identificar más de 100 cuerpos de caídos argentinos en las islas, a través de la Cruz Roja.

Publicaciones

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here