Elecciones porteñas: Jorge Macri se muestra con su primo Mauricio y recibe el apoyo de la plana mayor de Pro

Una obsesión aúna a los principales dirigentes de Pro más allá de las tensiones que provoca la dura pelea entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, los dos presidenciables de Juntos por el Cambio. Esa obsesión es retener su dominio sobre la ciudad de Buenos Aires. En función de ello, la plana mayor del partido reforzará en el sprint final de la campaña su apoyo al precandidato a jefe de gobierno porteño Jorge Macri, el hombre elegido para enfrentar al radical Martín Lousteau en las primarias.

La primera postal de este respaldo se verá este viernes. Será una foto en la que Macri se mostrará junto a su primo, el expresidente Mauricio Macri. Llegado hace pocos días de un viaje por el exterior, el fundador de Pro evitó hasta ahora inmiscuirse activamente en la campaña –solo se lo vio de visita en la Exposición Rural el domingo pasado-, pero ahora está decidido a jugar fuerte por su primo con tal de evitar que el radicalismo se alce con su bastión.

La segunda postal se verá el lunes próximo: ese día se realizará un acto en el que también participará el expresidente Macri como así también los dos presidenciables, Bullrich y Larreta. Hasta ahora Jorge Macri se mostró neutral y buscó no explicitar su preferencia por uno de los dos, a sabiendas de que necesita de ambos para vencer a Lousteau. Sin embargo, en el entorno del candidato de Pro –como así también allegados el expresidente- no disimulan sus resquemores con Larreta. Le achacan que parte de su equipo respalda al radical y que su apoyo a Macri ha sido, hasta ahora, demasiado discreto. Lo contrastan con el respaldo efusivo que, en cambio, reciben de Bullrich.

La foto del lunes será potente también por otro motivo: será la primera vez después de mucho tiempo en que Larreta y Macri se verán juntos públicamente. No es un secreto que la relación entre ambos es distante desde que el jefe de gobierno porteño lo desafió con convocar a elecciones concurrentes en la ciudad, una jugada que el macrismo interpretó que beneficia a Lousteau. Por si fuera poco, más recientemente Larreta se despachó con que el modelo de gestión que aplicó Macri y que busca replicar Bullrich, basado en la polarización política, “fracasó”. Una declaración que desató la inmediata reacción del ala dura de Pro.

En este marco de tensiones internas la cúpula de Pro buscará dejar de lado momentáneamente sus diferencias internas para apuntalar el tramo final de campaña de Jorge Macri. En el acto del lunes estarán presentes, según confiaron fuentes partidarias, la diputada María Eugenia Vidal –reciente blanco de polémica interna por su apoyo a Larreta en su pelea con Bullrich- y los principales referentes legislativos. También se verá, después de mucho tiempo de ostracismo político, a la exvicepresidenta Gabriela Michetti.

“Será un evento partidario de apoyo a Jorge, no habrá un acto de cierre de campaña”, explican sus voceros. En las usinas macristas están confiados: según sus sondeos, el candidato lidera la intención de voto en la ciudad seguido a cinco o seis puntos por Leandro Santoro, de Unión por la Patria. En el macrismo confían que la brecha se ampliará con la decisión de Roberto García Moritán de bajar su candidatura a como candidato a jefe de gobierno porteño por Republicanos Unidos.

La visión de Lousteau

En las filas de Lousteau, en tanto, están convencidos de que la pelea será más reñida de lo que muestran las encuestas. “La empatía de Martín con la gente en la calle es muy positiva. Si Macri tuvo que bajar a García Moritán, que mide apenas dos puntos, es porque está desesperado”, exageran.

“A nosotros no nos mueve el amperímetro que Jorge Macri muestre el respaldo de toda la plana mayor de Pro; incluso nos sorprende que Mauricio no se haya mostrado con mayor frecuencia con su primo en la campaña”, acicatean. Según su visión, la campaña de Jorge Macri peca de endogámica, replegada sólo en un solo partido, el Pro.

“Nosotros contamos con el apoyo de un sector de Pro, de la UCR, Confianza Pública y el Socialismo. Macri apenas si cuenta con el respaldo de la Coalición Cívica, y ni siquiera eso: Lilita Carrió y sus principales dirigentes prácticamente brillaron por su ausencia”, ironizan.

Publicaciones

Publicaciones