Viejas amigas: el emotivo reencuentro de Kate Jackson y Jaclyn Smith, las dos “ángeles de Charlie” originales

La actriz Jaclyn Smith sorprendió a sus seguidores al compartir en su cuenta de Instagram un video en el que se la ve junto a Kate Jackson, con quien protagonizó cuatro temporadas de la icónica serie de los setenta Los ángeles de Charlie. A pesar de que mantienen una larga y profunda amistad, la última vez que habían sido fotografiadas en público fue en 2009, durante el funeral de la tercera integrante original del elenco, Farrah Faacett.

Este nuevo encuentro se produjo en el marco de una situación muy especial: las imágenes que Smith compartió en sus redes son un compilado de distintos momentos de la exclusiva fiesta de boda de su hijo Gaston Richmon, que se celebró durante el último fin de semana. En la captura en la que se las ve juntas, están acompañadas por el marido de Smith, Brad Allen.

Para la ocasión, la madre del novio, de 77 años, lució un elegante vestido en tono aguamarina, con detalles de lentejuelas y plumas. Jackson, por su parte, eligió un outfit más informal: pantalones blancos, una camisa celeste, blazer beige y coquetos lentes de sol con marco marrón.

“¡No hay nada como la familia! ¡Y la nuestra creció este fin de semana!”, escribió Smith al pie de las imágenes que compartió en las redes. Y agregó: “Estoy infinitamente orgullosa de mi hijo Gaston y les deseo a él y a Bonnie una vida de felicidad”.

Jackson y Smith se conocieron en una audición antes de que fueran convocadas para Los Ángeles de Charlie e inmediatamente se hicieron amigas. Cuenta la leyenda que a la hora de darle forma al proyecto, el productor Aaron Spelling solo tenía algo en claro: quería que Kate fuera parte del elenco. Por eso, ni bien terminó la serie Los patrulleros -en la que personificaba a la enfermera Jill- la convocó para que ayudara a delinear el programa y le ofreció el papel de Kelly Garrett, la glamorosa policía del grupo. Ella aceptó la invitación, pero prefirió quedarse con el papel de Sabrina Duncan, la chica seria e inteligente (y la única que no usaba brushing ni spray en su pelo).

El éxito y el fin del programa

Fawcett, Kate Jackson y Jaclyn Smith fueron “los ángeles” originales, un trío de expertas en artes marciales, sensuales y entrenadas por la policía, que asumían las misiones de un jefe rico y misterioso llamado Charlie (John Forsythe, quien nunca apareció en cámara, pero cuya distintiva voz se escuchaba por el parlante de un teléfono). El programa fue tan exitoso como agotador. Luego de una primera temporada, Farrah decidió abandonar el ciclo y Jackson le seguiría los pasos un par de años después.

Mientras participaba del programa, Kate fue elegida para protagonizar la película Kramer vs Kramer, pero Spelling le impidió embarcarse en el proyecto. El rol recaería nada menos que en Meryl Streep. Sí, ese fue el papel que catapultó a la fama a la que hoy es considerada una de las mejores actrices del mundo. En 1979, cansada de las largas y acaloradas discusiones con Spelling, que demandaba cada vez más horas de grabación, decidió abandonar el ciclo televisivo. “Ya estaba harta de las largas jornadas de Hollywood, la política, las puñaladas por la espalda y los chismes. No era una gran ciudad para tener los pies en la tierra y vivir una vida normal”, explicó en una entrevista publicada por Closer Weekly en 2022.

“Finalmente tuve que decidir. Por un lado, estaba mi vida y por otro, el programa. Uno estaba matando al otro, así que uno de los dos tenía que desaparecer. Y estaba absolutamente segura de que no estaba dispuesta a sacrificar mi vida por un programa de televisión”, recordó. Además, reconoció que por aquellos tiempos se sentía “sola y acosada” al final del día.

Si bien siguió trabajando como actriz, a partir de ese momento mantuvo un perfil muy bajo. Su nombre volvió a sonar fuerte en 1987 cuando anunció que le habían diagnosticado cáncer de mama: “Me vi obligada a enfrentar, cuadrar, mi propia mortalidad”, dijo en aquel momento. Kate se sometió a tratamientos que lograron revertir el cuadro, pero en septiembre de 1989 se descubrió otro grupo de células cancerosas. Esta vez, su cirujano realizó una mastectomía parcial.

En busca de tranquilidad, después de tres matrimonios fallidos, Jackson decidió en 1995 alejarse de Hollywood y mudarse a una graja en Keswick, Virginia, junto a su hijo adoptivo, Charles. Mientras su amiga Jaclyn se mantiene muy activa en las redes, Kate sigue reacia a formar parte del mundillo de los famosos. Por eso, esta imagen publicada por su antigua amiga cobra casi un valor histórico.

Publicaciones

Publicaciones