Barbie: cuál es el motivo por el que la protagonista luce un vestido amarillo, durante la última escena de la película

Barbie no deja de generar entusiasmo. La película de Greta Gerwig es un fenómeno que no pierde impulso, y la palabra de cada una de las manos responsables del film provoca un gran interés en el público, que quiere conocer hasta el último detalle de la historia. Y en una reciente nota, la directora de vestuario, Jacqueline Durran, explicó el motivo que la llevo a darle un vestido amarillo a la protagonista. (Atención, esta nota contiene spoiler).

En el cierre de la trama, Barbie se convierte en humana y visita por primera vez a una ginecóloga. Y en el consultorio de la doctora, ella luce el mencionado vestido amarillo. “Las Barbies atravesaron un montón de obstáculos y ahora son la mejor versión de sí mismas”, explicó Durran. “Y eso sirve de puente para mostrar lo que le sucede a Barbie cuando se vuelve humana. El vestido es al corte y tiene poco que ver con la calidad de las prendas que utiliza siempre”, reveló.

El amarillo de esa ropa, contrasta notablemente con el rosa que predomina a lo largo del film. Y hay una explicación también. “Estaba interesada en seguirle la pista a la tradición de Mattel en materia de vestidos. Entonces les pregunté cuál fue su vestido más popular durante los últimos cinco a diez años. Y resultó que era uno amarillo. Y mi intención era copiarlo, pero en realidad sabía que no iba a ser lo suficientemente reconocible”. Y frente a eso, ella adoptó la idea del color amarillo, y lo aplicó a otra vestimenta”, comentó Durrán.

En otro tramo de la entrevista, la diseñadora se refirió a la presencia de la icónica Ann Roth, una consagrada diseñadora de vestuario, y la aparición que hace en el transcurso del film. Durran confesó que no eligió el vestuario de Roth, y que le dijo: “Simplemente ponete lo que quieras. La idea es que aparezcas haciendo de vos misma. Ella solo quería saber de qué iba la escena, así que le detallé cómo iba a ser ese momento y qué iba a vestir Margot”.

La escena a la que se refiere Durran, es una en la que Barbie se sienta en un banco junto a una adulta mayor, y le dice que es una mujer hermosa. Se trata de un momento breve, pero clave en el devenir del personaje dentro de la historia. En su momento, Gerwig rechazó de lleno la posibilidad de quitarlo del montaje final, como se lo sugirieron durante el proceso de armado de la película. “Yo realmente amo esa escena. La mujer que se encuentra en ese banco es la diseñadora de vestuario Ann Roth, una verdadera leyenda”, explicó a la revista Rolling Stone.

La directora defendió la importancia de ese diálogo. “Es un momento muerto en la trama, porque quizá no conduce a nada concreto. Y en las primeras jornadas de montaje, llegaron a sugerir que esa escena se podía borrar, y que la historia no se vería modificada en absoluto”, expresó.

Frente a esa sugerencia, la respuesta de Gerwig fue contundente. “Entonces respondí que si llegaban a sacar esa parte, yo no iba a saber cuál sería el sentido todo. Y la verdad es que así lo veía, porque para mí ahí estaba el corazón de la película”; dijo.

Gerwig consignó que en ese momento, Margot Robbie “logra una actuación cálida y natural”. “En el film hay muchos momentos desaforados que la gente se pregunta cómo es que Mattel o Warner nos permitieron incluirlos, pero para mí, la escena que aún no puedo creer que forme parte de la trama, es esta que no conduce a ningún lado, pero que para mí, concentra el núcleo de la historia”, indicó. Y confesó: “Si hubiera llegado a cortar esa escena, no hubiera sabido por qué hice esta película”.

Publicaciones

Publicaciones