Descubren el truco definitivo para enfriar la cerveza en 5 minutos y sí, también funciona en la playa

Una de las estampas más típicas del verano es la de tomar una cervecita bien fría en la playa: aunque hay quien prefiere acercarse al chiringuito, a muchos les basta con una nevera llena de hielos y una sombrilla para aplacar los insólitos calores que azotan el país desde hace semanas.

Más información (Auto)

Con las temperaturas que manejamos durante los meses de verano, lo mejor que podemos hacer es plantarnos en la playa o cualquier otro lugar con una masa de agua próxima (como una piscina, unas pozas o un río) con algunas bebidas frías y disfrutar de un merecido descanso.

La acompañante perfecta para esta estampa siempre es una cerveza fría, pero, con estos grados podemos vernos en auténticas dificultades para que alcance la temperatura óptima. En otros países del norte de Europa existe la costumbre de tomarla a temperatura ambiente, pero en España esta opción está completamente descartada.

El truco para enfriar la cerveza en cuestión de minutos

Una vez que los expertos han descartado la opción de meter las jarras al congelador por la posible trazabilidad con el resto de alimentos, no quedan mucha soluciones cuando la cerveza se calienta.

Uno de los mejores trucos para conseguir enfriarla de la forma más rápida y efectiva es utilizar ‘agua, hielo y sal’: con esta mezcla, podrás enfriar los botellines en menos de cinco minutos, y sin necesidad de tener un frigorífico o una nevera eléctrica a mano. Eso sí: el tiempo que tarda en enfriarse es directamente proporcional a la cantidad de cervezas, por lo que es recomendable ir haciendo este proceso poco a poco.

Publicaciones

Publicaciones