Estos son los puntos de mayor exposición al plástico marino para las aves… y España no sale bien parada

Los residuos plásticos se están convirtiendo en una seria amenaza para el medio ambiente. Se han hallado restos en todo el mundo, e incluso en el interior de los alimentos y los seres vivos. El problema es especialmente grave en los mares. Una investigación científica ha identificado cuáles son los puntos de mayor exposición al plástico marino para las aves oceánicas. Y los resultados no son halagüeños para España: el Mediterráneo es uno de los puntos con mayor acumulación de plásticos del mundo y, por lo tanto, donde la fauna más expuesta este tipo de contaminación.

El informe con los resultados, que acaba de publicarse en la revista ‘Nature’, señala que la contaminación plástica se distribuye irregularmente en los océanos del mundo. Asimismo, revela que los organismos marinos que son vulnerables a la ingestión o enredo de plástico tienen distribuciones desiguales.

“Comprender dónde la vida silvestre se encuentra con el plástico es crucial para orientar la investigación y la mitigación. Las aves marinas oceánicas, en particular los petreles, ingieren plástico con frecuencia, están muy amenazadas y recorren grandes distancias durante la búsqueda de alimento y la migración”, recoge el informe.

Sin embargo, la superposición espacial entre petreles y plásticos es poco conocida. Los investigadores combinaron estimaciones de densidad de plástico marino con datos de movimiento individual de 7.137 aves de 77 especies de petreles en mas de 1,7 millones de ubicaciones para estimar el riesgo relativo de exposición.

Una pardela balear posada en el agua junto a una de sus presas. | Pep Arcos / SEO/BirdLife

El estudio identificó áreas de alto riesgo de exposición en los mares Mediterráneo y Negro, así como en el Pacífico nororiental, el Pacífico noroccidental, el Atlántico sur y el océano Índico sudoccidental.

La colaboración internacional, clave

“El riesgo de exposición al plástico varía mucho entre especies y poblaciones, y entre temporadas de reproducción y no reproducción. El riesgo es desproporcionadamente alto para las especies amenazadas. Fuera de los mares Mediterráneo y Negro, el riesgo de exposición es mayor en alta mar y en las Zonas Económicas Exclusivas (ZEE) de EE UU, Japón y el Reino Unido”, explican los autores.

Las aves generalmente tienen un mayor riesgo de exposición al plástico fuera de la ZEE del país donde se reproducen. Los investigadores identificaron prioridades de conservación e investigación, y concluyeron que la colaboración internacional es clave para abordar los impactos del plástico marino en especies de amplia distribución.

Las 20 especies con la puntuación más alta tienen el mayor riesgo de exposición al plástico en cinco áreas, tanto en las regiones costeras (Mediterráneo, Mar Negro, noroeste del Pacífico) como en los giros oceánicos (noreste y noroeste del Pacífico, Atlántico Sur, suroeste de los océanos Índicos).

Por contra, el riesgo de exposición al plástico fue bajo en las zonas de afloramiento (corrientes de Humboldt y Canarias) y las regiones polares.

Para algunas especies, las puntuaciones difieren mucho entre poblaciones. Por ejemplo, los paíños europeos (Hydrobates pelagicus) que se reproducen en el Mediterráneo obtuvieron puntajes mucho más altos (mayor riesgo de exposición al plástico) que en otros lugares.

Los plásticos invaden ya todos los océanos del planeta. | Gary Bell / Getty Images

El riesgo también depende de otros factores. Por ejemplo, las pardelas de Scopoli (Calonectris diomedea), se reproducen en el Mediterráneo (Malta) y migran al Océano Atlántico oriental, donde tienen una puntuación de riesgo de exposición al plástico mucho más baja.

En contraste, las pardelas yelkouan (Puffinus yelkouan) también se reproducen en Malta, pero tienen mucho más riesgo de exposición al plástico durante la no reproducción, cuando se dispersan por el Mediterráneo y migran al Mar Negro.

El problema de los microplásticos

Los contrastes estacionales también varían entre poblaciones de la misma especie. Por ejemplo, las puntuaciones de los petreles de Cook (Pterodroma cookii) durante la etapa no reproductiva fueron mucho más altas para las aves que se reproducen en el norte de Nueva Zelanda y migran hacia el noreste del Pacífico que las que se reproducen en el sur de esa isla oceánica y migran a la corriente de Humboldt.

“Nuestros resultados también revelan que las especies amenazadas tienen un mayor riesgo de exposición. Debido a que los desechos marinos y las aves marinas cruzan múltiples fronteras políticas, nuestros resultados enfatizan que los esfuerzos para reducir el impacto del plástico en el océano no solo deben enfocarse en áreas de alto riesgo de exposición”, recoge el informe.

¿Que daños pueden causar los residuos plásticos a las aves que los ingieren? En el caso de los plásticos más grandes, su ingesta y acumulación puede causar problemas de obstrucción del sistema digestivo, hasta causar la asfixia o inanición.

Mapa de solapamiento entre distribución de plásticos y de petreles y pardelas a nivel global, indicando las zonas de mayor riesgo, entre las que destaca el Mediterráneo. | EP / BirdLife International

La ingesta de microplásticos es más generalizada y cada vez más frecuente, dado que se han extendido por todos los océanos, incluidos el Ártico y el Antártico. Cada vez su presencia en el mar es más habitual, pues además de llegar directamente al mar como residuo de algunos productos, también ha aumentado su número por la descomposición y fraccionamiento de los plásticos de mayor tamaño en partículas cada vez más pequeñas.

En el estudio, liderado por BirdLife Internacional, han participado entidades españolas, como SEO/BirdLife, Centro de Estudios Avanzados de Blanes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CEAB-CSIC), Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), Imedea Universidad de las Islas Baleares (CSIC-UIB), Iniciativa de Recerca de la Biodivesitat de les Illes (IRBI) y la Universidad de Barcelona.

Informe de referencia: https://www.nature.com/articles/s41467-023-38900-z

Publicaciones

Publicaciones