Los precedentes que dan la razón al Barça con Bernardo Silva

Xavi tiene un deseo llamado Bernardo Silva. El egarense quiere que el portugués vista la camiseta azulgrana para dar un salto importante de calidad al proyecto y el futbolista quiere venir al Barça y abandonar la Premier League. La cúpula directiva acordó hacer un esfuerzo para su llegada, pero el Manchester City no valorará ninguna propuesta. Sin embargo, los precedentes dibujan un escenario un poco más optimista.

Más información (Auto)

Es cierto que la situación económica del club complica mucho la situación, y la salida de Riyad Mahrez a Arabia tampoco ayuda nada. A pesar de la voluntad del jugador, con cada vez menos tiempo para arrancar el nuevo curso, el City no pondrá demasiadas facilidades para su marcha. Eso sí, en los últimos años han destacado por dejar salir del club a bastantes de sus grandes jugadores. De hecho, siempre lo recuerda el propio Guardiola: “No quiero ningún jugador que no quiera estar aquí, quiero trabajar con chicos que quieran quedarse”.

MUCHAS SALIDAS

Uno de estos casos es el de Leroy Sané. El futbolista alemán puso rumbo al Bayern de Múnich el verano de 2020 a cambio de 49 millones de euros. Un precio para nada desorbitado por un jugador de 24 años (en aquel entonces), con una explosividad y unas condiciones fisicas muy buenas y una de las mejores zurdas de Europa. El propio jugador reconoció que la relación con Guardiola era buena y que “nunca llegó el momento en que uno llegó a hartarse de otro. Estoy muy agradecido por todo lo que me enseñó“, explicaba sobre la decisión de salir.

Leroy Sané durante un partido de Champions con el Bayern de Múnich

| AFP

Lo mismo sucedió con Gabriel Jesús o Raheem Sterling. Ambos salieron en el mismo mercado, el del verano de 2022, rumbo a Londres. El brasileño fichó por el Arsenal a cambió de 52 millones. El inglés eligió al Chelsea, que desembolsó por él 56 ‘kilos’. Los dos tenian cierta importancia en el equipo, pero llegó una buena oferta y respetaron el deseo que tenían de salir del club. Esta temporada le ha tocado a Riyad Mahrez. El argelino, un futbolista especial e importante en la plantilla, ha puesto rumbo al Al-Ahli de Arabia Saudí a cambio de 32.5 millones de euros.

Otros buenos ejemplos son Oleksandr Zinchencko o Ferran Torres. Pese a no ser fundamentales en el club, el papel que ofrecían era bueno. El primero, por la necesidad de laterales que había en la plantilla. El segundo, por la polivalencia en ataque. Sin embargo, las propuestas que llegaron eran suficientes por el club y les dejaron salir. El ucraniano se fue al Arsenal de Arteta a cambio de 35 millones, el pasado verano. El español, al Barça por 55 ‘kilos’, en enero de 2022.

EL JÓVEN TALENTO

El Manchester City también ha dejado ‘escapar’ a grandes talentos. En 2017, el Borussia Dortmund se llevó a un Jadon Sancho de 17 años por 20.5 millones de euros que venía de ser elegido el mejor jugador del europeo sub-17. El extremo era uno de los canteranos que Pep Guardiola seguía con gran atención, y formaba con Phil Foden y Brahim Díaz, el trío de mayores promesas del club. Sin embargo, su futuro se empezó a torcer cuando empezaron las negociaciones para su nuevo contrato y acabó saliendo el último día de mercado.

Jadon Sancho fichó por el Manchester United tras su paso por el Borussia Dortmund

| Agencias

El City tampoco pudo retener a Roméo Lavia, uno de los jugadores que más gustaba a Guardiola de la base. Fichó por el Southampton la temporada pasada a cambio de 12,3 millones de euros. El pivote de 19 años es ahora uno de los grandes protagonistas del mercado de fichajes y el sueño húmedo de media Premier League.

¿Y CON LOS QUE ACABAN CONTRATO?

Aunque con los libres existe un escenario distinto, en el que el club no tiene tanto control, tambiémn se ha visto que el club no ha puesto demasiadas dificultades a los jugadores que han expresado la voluntad de cambiar de aires. Este verano se ha comprobado con Ilkay Gündogan, flamante fichaje del Barça a coste cero. El City buscó su renovación, pero respetaron la decisión del jugador. Lo mismo pasó con Eric García. Así lo explicaba Pep Guardiola: “Eric García nos ha dicho que no quiere extender su contrato con el Manchester City. Imagino que quiere jugar en otro sitio”.

Gündogan posa para SPORT en el hotel de concentración del Barça en Los Ángeles

| Valentí Enrich

El denominador común, en muchos casos, ha sido expresar la voluntad de salir del club. En ese caso, Guardiola ha cumplido su palabra, la de no querer a jugadores que no quieren estar en el equipo, y se ha acabado encontrando una solución para ambas partes.

En el caso de Bernardo Silva, que tiene 28 años y termina contrato el verano de 2025, la propuesta económica que podría alcanzar el Barça no superaría los 65 millones fijos, una cifra que, sobre el papel, está demasiado lejos de los 80 que piden. Otra fórmula que se podría usar es la de una cesión con opción de compra obligatoria. Para ello, el portugués deberá presionar al City, trasladando su deseo de cambiar Mánchester por Barcelona.

Publicaciones

Publicaciones