Nico Paz, el mediocampista argentino de sólo 18 años e hijo de un exfutbolista de la selección que encandila en el poderoso Real Madrid

Nico Paz, de 18 años, es una de las joyas futbolísticas que la selección argentina mayor podrá disfrutar en breve. Nacido en Tenerife e hijo del exdefensor Pablo Paz, el enganche zurdo es uno de los popularmente llamados “europibes” que se desempeñaron en la selección Sub 20 dirigida por Javier Mascherano. De Real Madrid Castilla, filial del club merengue, ahora Paz fue elegido por Carlo Ancelotti, el técnico italiano de la Casa Blanca, para participar de la gira de pretemporada por los Estados Unidos y completó, según los medios españoles, una gira fenomenal. Encandiló a todos.

“Es buenísimo, debería entrenarse siempre con nosotros”, expresó Toni Kroos, según el diario Marca. El talentoso mediocampista que decidió jugar para la Argentina se sometió a una suerte de test de personalidad durante la reciente gira por EE.UU. con Real Madrid y se robó la atención de todos. El único “canterano de campo” que hizo sus valijas para cruzar el charco y ponerse bajo las órdenes de Ancelotti, se ha convertido en la “sensación” de la gira. “Tiene los pies en el suelo y una predisposición única para seguir aprendiendo. No tiene techo”, aseguran, según el mismo diario, desde el club blanco.

“Analítico, amable, conductor y expresivo desde el primer día. El centrocampista argentino ha mostrado su repertorio, demasiado elaborado para un futbolista que tan sólo alcanza los 18 años, para encajar a la perfección en la plantilla del primer equipo. Unas características que le permiten nutrirse hasta donde la vista alcanza para convertirse en una pieza importante dentro del sistema del técnico italiano (no todo se puede definir como titulares o suplentes). Porque quien ha podido disfrutar viendo jugar a Nico Paz entiende a las primeras de cambio que hay algo que escapa a toda lógica. Un talento especial que no ha dudado en mostrar a sus compañeros el atrevimiento necesario para seguir rubricando todos los puntos de una hoja de ruta que lo llevará esta temporada a dar otro salto de calidad”, escribió, sin ahorrar elogios, el diario Marca sobre el futbolista.

Paz es hijo de Pablo Ariel Paz, aquel exdefensor bahiense (actualmente de 50 años) que salió de Newell’s, que tuvo un recorrido por Europa y que actuó en la selección argentina, incluso, siendo parte del plantel que disputó el Mundial de Francia 1998. Paz también actuó en Banfield e Independiente, aunque muy poco en este último.

“Nico tiene mucho talento y es muy joven. Él parece un jugador del primer equipo. No queremos meterle presión porque tiene que mejorar, pero la calidad la tiene para jugar en el Real Madrid en el futuro”, sentenció Ancelotti. Mediapunta habilidoso, con una depurada calidad que llama la atención y con una zurda creativa; así es Nico Paz, que ya había sido elogiado por el DT italiano cuando se desempeñaba en la filial del Madrid, siendo dirigido por una leyenda merengue como Raúl González.

“El centrocampista argentino ha completado una gira mostrando un nivel fuera de lo normal y gracias a su calidad y personalidad ha encajado a la perfección en un vestuario experimentado y lleno de estrellas consagradas”, apuntó Marca.

El periódico español repasó que Paz jugó en el amistoso contra Milan sustituyendo a Jude Bellingham a los 27 minutos del segundo tiempo; que actuó ante Manchester United reemplazando a Vinicius cuando faltaba 18 minutos para el final; y que se desempeñó siete minutos ante Juventus, para acumular más de 50 minutos de juego (contra el Barcelona se quedó sin jugar), donde demostró “destellos” en partidos de máximo nivel, “para crear una silueta de futbolista con un futuro prometedor”.

Paz es un moderno enganche, de esos que ya (casi) no existen, pero que se transforman con las necesidades actuales. Con la pelota siempre pegada al pie y con técnica, algo que se complementa a la perfección con la longitud de sus piernas (mide 1,85 metro) para mantener una capacidad de gambeta acompañada de un buen porte. La Casa Blanca -y también la selección argentina- ya lo arropa.

La clase de Nico Paz

Publicaciones

Publicaciones