Los Pumas y una lista que dejó tela para cortar: de la ratificación de Imhoff y Sánchez a la sorpresa de Bogado

Con la sorpresiva inclusión de Martín Bogado, la ratificación de los experimentados Nicolás Sánchez y Juan Imhoff, la confianza hacia Rodrigo Isgró y las ausencias de Matías Orlando, Tomás Albornoz y Santiago Cordero es lo más destacado en la lista de 33 jugadores que designó el entrenador de los Pumas Michael Cheika para el Mundial de Francia 2023.

El australiano dispuso un plantel con 18 forwards y 15 backs, que tendrá un buen balance entre experiencia y juventud: 14 jugadores vivirán su primer mundial y cuatro irán por su cuarto, con un promedio de edad que ronda los 28 años. Cheika se inclinó por un pack con tres hookers, cinco primeras líneas (dos derechos, dos izquierdos y uno mixto, como Sclavi), tres segundas líneas, cinco terceras y dos que pueden cumplir las dos funciones (Kremer y Rubiolo). Entre los backs, aparecen tres medio-scrums, dos aperturas, cuatro centros, cuatro wings y dos fullbacks, más allá de la versatilidad de jugadores como Mallía, Santiago Carreras, Boffelli o Moroni.

“Ayer pasamos más de seis horas entre los entrenadores para definir la lista”, contó el head coach. “Es un momento muy difícil en la vida del entrenador, el más difícil cada cuatro años”.

Agustín Creevy será el más veterano, con 38 años, y disputará su cuarto Mundial, lo mismo que Nicolás Sánchez (34). Igualarán el récord que comparten Juan Manuel Leguizamón, Felipe Contepomi, Agustín Pichot, Mario Ledesma, Martín Scelzo y Pedro Sporleder. Juan Imhoff (35), como aquellos dos, estuvo en Nueva Zelanda 2011, pero fue omitido en Japón 2019; tendrá la posibilidad de extender su récord como el tryman argentino en mundiales (lleva siete conquistas en 10 partidos). El más joven es el segunda línea Pedro Rubiolo (20 años), que se destacó en las oportunidades que recibió y le ganó la pulseada a Lucas Paulos.

La elección de Bogado es la más sorpresiva. El fullback surgido de Centro de Cazadores de Misiones había estado con el equipo por primera vez en la gira de noviembre última, pero no llegó a ver acción. Volvió a ser convocado para el Rugby Championship, pero ni siquiera viajó a la gira por Australia y Sudáfrica. El esperado debut en el seleccionado se produjo el sábado ante Sudáfrica en Vélez. Ahora aparece como la primera alternativa a Juan Cruz Mallía en el fondo de la cancha. “[La decisión responde a] tener dos fullbacks y no un wing que pase de fullback”, justificó Cheika en conferencia de prensa tras anunciar los 33. “En el rugby moderno hay muchos equipos que usan el juego aéreo y necesitamos un jugador que tenga claro el rol de fullback”. Esto deja entrever que Emiliano Boffelli, que cumplió esa función en los dos primeros partidos del año, es preferido como wing, donde tiene más posibilidades de recuperar pelotas propias con su juego aéreo.

La elección de Nicolás Sánchez, que en todo el ciclo Cheika apenas jugó 67 minutos, responde a la mayor experiencia por sobre la mayor dinámica de Tomás Albornoz, la alternativa elegida en los últimos dos partidos. Su rodaje habla por sí solo: es el máximo anotador en la historia del seleccionado y está a tres participaciones de llegar a los 100 caps.

La opción de llevar cinco primeras líneas deja al margen a Mayco Vivas, por lo que sólo irán dos pilares izquierdos y tres derechos, aunque Joel Sclavi puede cumplir ambas funciones: el sábado en Vélez jugó por primera vez en ese puesto con la camiseta de los Pumas.

Por último, cabe destacar la presencia de Rodrigo Isgró, estrella de Pumas 7s que con un partido, ante Australia, le alcanzó para demostrar sus cualidades. “Me gusta la manera en que enfrentó este desafío de pasar de rugby sevens al de 15″, destacó Cheika. “En su primer partido contra Australia tuvo mucha participación, acciones positivas, sin miedo. Eso para mí dice algo. La semana pasada le pregunté de ir a Argentina XV para sumar minutos y no dudó. Fue y jugó bien. Tiene potencial que podemos alcanzar en este período corto antes que arranque la competición. También Martín Bogado que no estuvo mucho tiempo con nosotros”.

Así, quedaron al margen jugadores más experimentados como Santiago Cordero (50 caps), Matías Orlando (50) y Bautista Delguy (11), todos con un Mundial sobre sus espaldas.

Cheika se refirió a los excluidos más destacados: “Orlando es uno de los jugadores icónicos de los Pumas, fue una decisión difícil, pero decidimos por cuatro centros. En el caso de Albornoz, decidimos ir con dos aperturas y vamos con la experiencia de Nico Sánchez. Respecto de Santiago Cordero, elegimos a Bogado para tener dos fullbacks y no un wing que pase de fullback. También Lucas Paulos, que hace mucho está con nosotros en el grupo, pero se quedó afuera por el arribo de Pedro Rubiolo en competencia por el puesto y la vuelta de Guido Petti. Van a estar con Argentina XV en un grupo stand-by que es muy importante que estén listos para entrar si lo necesitamos.”

Finalmente, Cheika afirmó que el objetivo de los Pumas es ir a Francia a ganar el Mundial. “Con toda humildad, porque no estamos entre los mejores del ranking, pero si no vamos a ir tras nuestro objetivo, y nuestro objetivo es salir campeones, mejor no vayamos a jugar el Mundial. Eso tiene que estar en la cabeza, en el sueño de cada uno. Necesitamos tener humildad como equipo, pero al mismo tiempo creer que estamos a la altura de los mejores y que podemos llegar a donde queremos llegar.”

Publicaciones

Publicaciones