Quién era Agustina Kuhn, la adolescente que cayó del balcón de un hotel en Mar del Plata en su viaje de egresados

La ciudad de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires, se encuentra conmocionada por la muerte de Agustina Kuhn, la joven de 17 años que hoy a la madrugada murió al caer del balcón de un hotel en Mar del Plata. La adolescente hasta ayer jueves disfrutaba del último día de su viaje de egresados y hoy volvería con su curso de la escuela San Antonio de Padua a su ciudad natal.

Según reconstruyó hasta ahora la Justicia, la joven, cuyo nombre fue informado a LA NACION por parte de fuentes de la investigación, había vuelto esta madrugada de un boliche con sus amigos y amigas que decidieron reunirse unas horas más en una de las habitaciones del octavo piso del hotel, ubicado en Entre Ríos y Rivadavia.

Según reconstruyó el fiscal Leandro Arévalo, en un momento, Agustina se quedó sola en con tres compañeros, charlando en el balcón. Según los primeros testimonios, los chicos le advirtieron que era peligroso estar allí y luego cayó, informó La Capital de Mar del Plata

Arévalo confirmó que no se habría arrojado por voluntad propia, y no descartó que haya sido accidental. “Cayó parada, la lesión más grande la tiene en las tibias. Se nota por el desplazamiento o la fractura más imponente, aunque la misma llega hasta el sacro”, detalló.

“Estaba con tres chicos en la habitación. Habían concurrido a un boliche con lo cual también hay una presunción muy grande del consumo de alcohol”, dijo.

Quien le comunicó a la familia de Agustina lo ocurrido fue una de las madres de sus compañeros que acompañaba al contingente de alumnos.

Desde el colegio, los directivos lamentaron la muerte de la joven y expresaron su apoyo a la familia y a toda la comunidad educativa. “Con profundo dolor abrazamos a toda la comunidad, a nuestros Egresados y a nuestra querida alumna”, expresaron en un posteo de la cuenta oficial de Facebook que merece, a los pocos minutos de su posteo, cientos de mensajes de pesar.

Publicaciones

Publicaciones