El asesinato de Juan Carlos Cruz. Detuvieron a un menor, de 17 años, por el homicidio del jefe de emergencias del hospital Carrillo

Un adolescente, de 17 años, fue apresado en las últimas horas, acusado de integrar el grupo de tres asaltantes que mató al médico Juan Carlos Cruz, de 52 años, para robarle su automóvil en la puerta de la casa de su madre, en Morón.

Según fuentes de la investigación, el menor fue detenido en su casa, situada en el mismo barrio de la escena del crimen. Uno de sus cómplices fue identificado y era intensamente buscado por la policía que realizaba allanamientos para tratar de apresarlo.

Tanto el adolescente, de 17 años, como su cómplice fueron identificados a partir del seguimiento de las cámaras de seguridad realizada por los investigadores supervisados por el fiscal de Morón, Matías Rapazzo.

El médico Cruz, que se desempeñaba como jefe de Emergencias del Hospital Carrillo, fue asesinado ayer. a las 16.56, en la puerta de la casa de su madre, situada en la esquina de Gregoria Pérez y Lanús, en Morón sur.

La víctima fue sorprendida por los tres delincuentes cuando bajaba un equipo de aire acondicionado en la puerta de la casa de su madre. A punta de pistola, los asaltantes le exigieron que entregara su celular, pero el médico, aparentente realizó un ademán que habría sido interpretado por los delincuentes por como un intento por defenderse y uno de los ladrones lo mató de un balazo en la cabeza.

La autopsia confirmó que Cruz recibió un balazo que ingresó por el parietal derecho y salió por la región occipital izquierda, en un disparo que dejó en el orificio de entrada signos de “ahumamiento y deflagración de pólvora” que, según los forenses, indican que se efectuó con el cañón apoyado a “boca de jarro”.

Después de asesinar al médico, los asaltantes huyeron en el Fiat Cronos rojo del médico y lo abandonaron en la esquina de Stevenson y Aguirre, en el barrio Don Bosco, de la localidad de Rafael Castillo, en el partido de La Matanza.

Los asaltantes tuvieron que dejar el vehículo porque se había pinchado una rueda. Pero, antes de abandonar el automóvil lo canibalizaron y se llevaron las autopartes que podían cargar. El Fiat Cronos rojo fue hallado media hora después del homicidio por una patrulla de la policía bonaerense.

Además del seguimiento con las cámaras de seguridad de la zona, que facilitaron la identificación del menor, de 17 años, el sospechoso pudo ser apresado debido a que intentó vender una de las autopartes que robaron del vehículo de la víctima.

Publicaciones

Publicaciones