La Cámara Nacional Electoral se sumó a las críticas de la jueza Servini contra el “mal sistema” organizado por el gobierno porteño

La Cámara Nacional Electoral, máxima autoridad de los comicios, se sumó hoy a las críticas contra el “mal sistema” de votación organizado por el gobierno porteño para las elecciones locales.

Avaló lo sostenido por Servini, que afirmó que “el mal funcionamiento de las máquinas de votación de la elección local” no debe interrumpir la votación en la elección nacional, “quedando bajo exclusiva responsabilidad del Instituto de Gestión Electoral [que depende del gobierno porteño] y de la empresa contratada, las consecuencias para la ciudadanía de la situación generada”.

La Cámara Nacional Electoral sostuvo que debió haber existido una mejor planificación del nuevo sistema, con un “exhaustivo e integral plan de auditorías”, y que “esas condiciones no han sido cumplidas por las autoridades electorales de la Ciudad al implementar el sistema en cuestión”. La Cámara le recordó al gobierno porteño que esto “fue oportunamente advertido por la Cámara el pasado 27 de julio ‐en ocasión de considerar el respectivo convenio de colaboración entre la justicia nacional electoral y la autoridad electoral local‐ al dejar expresa constancia de las falencias que presentaba en ese sentido la instrumentación del voto con “boleta única electrónica”.

El comunicado de la Cámara dice: “En este contexto, y sin perjuicio de las medidas que las autoridades competentes adopten en sus ámbitos respectivos, la Cámara Nacional Electoral manifiesta su preocupación por la situación generada, en tanto dificultó la participación de los votantes en la Ciudad y también en el proceso de votación para cargos nacionales, ajeno a las deficiencias de dicho sistema electrónico local”.

Publicaciones

Publicaciones