Así son las nuevas teles plegables de 200 pulgadas, para el jardín o la terraza

¿Quién no querría tener una tele de 200 pulgadas? Una pantalla de este tamaño sería como tener un verdadero cine en, pero hay que tener dónde ubicarla: una pantalla de ese tamaño ocupa un rectángulo de 4,5 metros x 1,7 metros, aproximadamente. Pero aún si tenés el lugar, cuando la tele está apagada te quedaría un gigantesco rectángulo negro en la pared. Y dejarla siempre encendida (al estilo The Frame, la tele que parece un cuadro de Samsung) implicaría un gasto importante de electricidad, quizás.

La solución parece tenerla la compañía austríaca C Seed, que fabrica televisores de 144 o 200 pulgadas, pero con dos particularidades: son TV para usar en exteriores, y se pliegan como un abanico cuando no están en uso.

No son, como puede suponerse, televisores normales. Se hacen a pedido y tienen un precio cercano a los 200.000 dólares. El más reciente, un televisor de 144 pulgadas instalado en Ibiza, tiene un sistema para plegarse cuando no está en uso (y no interrumpir la vista general); para desplegarse a su altura de 3 metros tarda 60 segundos, mientras despliega sus siete paneles microLED sin bordes.

La compañía incluso instaló una tele plegable de 144 pulgadas en la cubierta de un yate de 50 metros de eslora, junto con un sistema de parlantes en la piscina de la embarcación. Según la compañía, también se puede instalar una versión más grande, de 200 pulgadas.

Para lograr estas pantallas gigantescas, la compañía usa una estructura que se pliega como un abanico, y sobre ella montan paneles de microLED con resolución 4K, diseñados por Samsung, conocidos por ser encastrables y por no tener marcos sin imagen (los bordes negros), lo que permite generar la ilusión, cuando está desplegado, de que se trata de una sola superficie, y no un mosaico de pantallas contiguas. Los paneles logran un brillo máximo de 4000 nits para asegurar su visibilidad al aire libre aún con sol.

C Seed vende el combo completo, claro: las pantallas, la estructura plegable y el motor necesario para mover los 1300 kilos que pesa el modelo de 200 pulgadas con todos los elementos para erguirlo cada vez que alguien quiere mirar un rato de tele al aire libre.

Publicaciones

Publicaciones