“El anciano más tatuado del mundo”: el exmilitar que se convirtió en leopardo y vivió 20 años como un salvaje

Tom Leppard nació en Woodbridge, Reino Unido el 14 de octubre de 1935, su nombre de pila era Tom Wooldridge, durante casi 30 años vivió en la milicia británica y después de su retiro decidió gastar 7000 dólares para tatuarse manchas de leopardo por todo su cuerpo.

La serie oculta de Netflix que tiene como protagonista a Meghan Markle y se convirtió en todo un éxito

Luego de completar este proceso en el 99% de su piel, cambió su nombre y se mudó a un remoto rincón de la isla Skye, en Escocia, donde vivió sin luz por dos décadas, convirtiendo esta zona en un atractivo turístico por su presencia.

El hombre vivía solo en un lugar casi deshabitado y según se dice, no tenía teléfono, se bañaba y bebida agua de un río cercano y viajaba en un kayak para buscar alimentos una vez por semana. “No me interesa el contacto con la sociedad. Ni siquiera tengo un teléfono móvil. La verdad es que no me preocupa lo que ocurre a mi alrededor, solo quiero vivir mi vida en tranquilidad”, había afirmado Tom Leppard en una entrevista a The Guardian, en 2008.

Pronto, Tom Leppard, comenzó a ser muy popular entre los habitantes de la isla Skye y comenzó a tener reconocimiento hasta llegar al libro de los Guinnes Récord. “Un ingreso por ser el hombre más tatuado del mundo, y sería fotografiado para el Libro Guinness de los Récords, o presentado en la televisión”, afirmó Leppard al medio británico.

¿Por qué un leopardo?

Tras su retiro como militar y mientras paseaba por Londres, surgió la idea de modificar totalmente su cuerpo, curiosamente no era fanático de los felinos, pero eligió parecerse a un leopardo porque era lo más sencillo para el artista.

La familia Ingalls: así lucen hoy sus protagonistas a 40 años del estreno de la exitosa serie

Tom solamente deseaba destacarse en algo y ganar dinero con eso: “Tenía una dentadura postiza de repuesto, con forma de colmillos, que había puesto en las fotos de publicidad. Pero era un mal necesario para complementar mi apoyo a los ingresos, o últimamente mi pensión. No es algo que disfruté”.

En ese momento lo apodaron el “hombre leopardo de Skye”, pero con el paso del tiempo cambió su apodo a Lucky Diamond Rich.

Más adelante obtuvo otro reconocimiento como el anciano masculino más tatuado del mundo. “En el Reino Unido a la gente se le lavó el cerebro pensando que una persona tatuada es solo un criminal y eso es todo. Mis tatuajes no me han cambiado pero han cambiado la vista que la gente tiene de mí”, dijo Tom.

Le preguntaron a la inteligencia artificial en qué lugar se encuentra Dios y la respuesta sorprendió a más de uno

Tom Leppard envejeció y hacia 2008 se mudó a un asilo de ancianos en la ciudad de Inverness, donde falleció el 12 de junio de 2016, a los 80 años. Su legado como el hombre más tatuado no duró mucho, ya que Charles Helmke, un estadounidense de 79 años obtuvo el récord.

Publicaciones

Publicaciones