La nebulosa del anillo vista como nunca antes

Las imágenes fueron publicadas este pasado 3 de agosto por un equipo internacional de astrónomos y muestran, una vez más, aunque de manera un tanto diferente, la belleza intrincada y etérea de la nebulosa del anillo, mostrando detalles detalles sin precedentes, y brindando a los científicos y al público una vista fascinante de esta maravilla celestial. 

La nebulosa del Anillo es una nebulosa planetaria: objetos que son los restos coloridos de estrellas moribundas que arrojaron gran parte de su masa al final de sus vidas. Para muchos entusiastas del cielo, la nebulosa del Anillo es un objeto muy conocido que es visible durante todo el verano y se encuentra en la constelación de Lyra. 

Un pequeño telescopio ya revelará la característica estructura en forma de rosquilla de gas brillante que le dio su nombre. Esta estructura distintiva y sus colores vibrantes han cautivado durante mucho tiempo la imaginación humana, y las nuevas e impresionantes imágenes capturadas por el JWST ofrecen una oportunidad sin precedentes para estudiar y comprender los complejos procesos que dieron forma a esta obra maestra del cosmos.

 “Estamos asombrados por los detalles de las imágenes. Siempre supimos que las nebulosas planetarias eran bonitas. Lo que vemos ahora es espectacular”, declara Albert Zijlstra, profesor de astrofísica en la Universidad de Manchester. 

El doctor Mike Barlow, científico principal del Proyecto de la Nebulosa del Anillo de JWST, añade por su parte que: “estas imágenes en alta resolución no solo muestran los detalles intrincados de la capa en expansión de la nebulosa, sino que también revelan la región interna alrededor de la enana blanca central con una claridad exquisita”. “Estamos presenciando los capítulos finales de la vida de una estrella, una visión anticipada del futuro lejano, aunque inevitable del Sol”, continúa. 

Aproximadamente a 2.600 años luz de la Tierra, la nebulosa del Anillo nació de una estrella moribunda que expulsó sus capas exteriores al espacio. Lo que hace que estas nebulosas sean realmente impresionantes es su variedad de formas y patrones que, a menudo, incluyen delicados anillos brillantes, burbujas en expansión o nubes intrincadas y tenues. Estos patrones son la consecuencia de la compleja interacción de diferentes procesos físicos que aún no se comprenden bien. 

La luz de la estrella central caliente ahora ilumina estas capas. Al igual que los fuegos artificiales, los diferentes elementos químicos de la nebulosa emiten luz de colores específicos. Esto da como resultado objetos exquisitos y coloridos, y además permite a los astrónomos estudiar la evolución química de estos objetos en detalle.

Publicaciones

Publicaciones