¿Por qué Xavi solo ha cambiado las piezas y no el dibujo?

“Xavi ha tenido que volver al 4-3-3 para recuperar el brillo y el juego ofensivo”. “El tercer extremo era clave para ser más verticales y abrir más el campo”. Tras la exhibición ante el Betis del sábado, han sido muchas las voces y desde muchos sectores que han destacado un ‘retorno’ al dibujo original, a la quintaesencia del Barça, para intentar generar más y mostrar una versión más arrolladora ante los rivales. Pero no, Xavi no ha cambiado el dibujo. De hecho, esta noche ante el Amberes volverá a ponerlo en práctica.

Más información (Auto)

El técnico de Terrassa lo ha reiterado durante varias ruedas de prensa. “No jugamos un 4-4-2 aunque muchos os empeñéis en decirlo y repetirlo”. Sí es verdad que hay una presencia de cuatro centrocampistas naturales, puros, pero el dibujo no tiene nada que ver con ese esquema. Luego pueden estar las piezas más o menos acertadas, fluir más o menos todo. Tener más sensación de superioridad y de arrollar al rival o menos. Depende de los planteamientos del contrario. De muchos factores y no siempre se pueden controlar.

BALDE SE CONVIERTE EN EXTREMO Y JOAO FÉLIX/GAVI SE METEN POR DENTRO

De hecho, el esquema no ha cambiado nunca. O como mínimo desde que empezó a jugar así hace tiempo el dibujo es siempre el mismo. Cuando sacan de centro es un 4-3-3 con Balde lateral zurdo y normalmente estaba jugando Gavi de falso extremo izquierdo, que no puro. Así es cómo el equipo defiende y hace la presión. Cuando el equipo ataca y tiene el balón se transforma en un 3-4-3 en el que Balde hace de extremo zurdo y Gavi va hacia adentro y crea el cuadrado, por ejemplo con Romeu y De Jong en la base y por delante Gundogan y Gavi. El otro día Gavi y Joao Félix. Joao en el dibujo del 4-3-3 es extremo izquierdo y cuando el Barça tiene el balón va hacia adentro, se suma a los del centro del campo y se convierte en un 3-4-3.

Joao Félix, goleador

| Valentí Enrich

Esto tiene matices. Y más con la llegada de Cancelo. Lo que hizo el otro día Joao ya lo había hecho Dani Alves con Xavi. Sobre todo el día contra el Atlético en el que el brasileño era lateral derecho y Jordi Alba lateral izquierdo. La pequeña variación es que en algunos momentos esto se convierte en un 2-3-5 porque tienes a los dos centrales que se quedan, tienes a los dos laterales que suben más los de arriba. 

Cancelo se ofrece a De Jong durante el Osasuna-Barça

| SPORT

Pero, en resumidas cuentas, el dibujo de salida es a priori siempre ese 4-3-3 que se transforma en un 3-4-3 en ataque. Con matices y con movimientos. Xavi siempre reitera que no es un 4-4-2. Sí hay más centrocampistas puros como tal, pero por ejemplo el día del Cádiz en casa jugó De Jong de central. Igual que a Rodri en el Mundial con España. 

Publicaciones

Publicaciones