Los contrarios a la amnistía miden hoy sus fuerzas en las calles de Barcelona

Después de muchos Once de Septiembre de multitudinarias manifestaciones independentistas, el 8 de octubre de 2017 fue el momento de la autoproclamada “mayoría silenciosa“, que contra pronóstico consiguió llenar las calles del centro de la capital catalana de banderas españolas en el momento más álgido del ‘procés’. Fue la respuesta de los no independentistas al referéndum del 1 de octubre y ante una posible declaración unilateral de independencia. Seis años después, Societat Civil Catalana volverá a las calles este domingo, esta vez para protestar contra la ley de amnistía que se está negociando en el marco de las conversaciones para la investidura de Pedro Sánchez y habiendo perdido una de las patas: los socialistas.

La convocatoria, bajo el lema ‘No en mi nombre. Ni amnistía, ni autodeterminación‘, intentará emular la manifestación de 2017, aunque todo el mundo es consciente de que repetir la hazaña es una quimera. En aquel momento fueron 350.000 personas, según la Guardia Urbana; un millón, según la organización. Pero más allá del baile habitual de cifras, lo cierto es que colapsaron el centro de Barcelona, llenando toda la calle de Pau Claris y la Via Laietana, desde la Diagonal hasta la plaza de Antonio López. La organización no quiere aventurarse a poner cifras porque son conscientes de que el momento es otro. Tampoco las últimas Diadas han conseguido repetir sus históricas demostraciones de fuerza.

Sea como sea, la marcha empezará a las 12.00 horas del mediodía en la intermediación entre el paseo de Gràcia y la calle de Provença, justo delante de La Pedrera, y discurrirá hasta la Gran Via donde habrá los parlamentos. Allí intervendrán la presidenta de SCC, Elda Mata, el vicepresidente, Álex Ramos, la catedrática en derecho constitucional Teresa Freixes y el exsocialista Francisco Vázquez, que dejó el partido en 2014 por discrepancias.

Más información (Auto)

Sin el PSC y con Feijóo, Ayuso y Abascal

No habrá parlamentos de líderes políticos, ni tampoco llegarán a subir al escenario, a diferencia de hace seis años, cuando Albert Rivera, Dolors Montserrat, Xavier García Albiol o Salvador Illa -entonces secretario de organización del PSC- corearon cánticos desde arriba. De hecho, ni siquiera ocuparán la primera fila de la cabecera. Desde Societat Civil quieren evitar que los partidos capitalicen la manifestación y hasta les han pedido repetidamente que no luzcan logos ni banderas de sus formaciones. Aunque, difícilmente podrán esconder su protagonismo, dado el amplio desembarco de líderes políticos.

Los focos los centrará el líder del PPAlberto Núñez Feijóo, que irá acompañado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una de las primeras dirigentes del PP en confirmar su asistencia, así como de otros presidentes autonómicos como Juanma Moreno o Fernando López Miras. También estará el líder de Vox, Santiago Abascal, que se estrena, o el secretario general de Cs, Adrián Vázquez. Aunque la fotografía será incompleta, porque no estará el PSC. A diferencia de 2017, cuando Josep Borrell subió al escenario de SCC y pidió al entonces ‘president’ Carles Puigdemont que no empujara “el país hacia el precipicio”, ahora los socialistas consideran la manifestación contraria a sus intereses. Si asiste alguno de sus dirigentes, lo hará “a título personal”.

Más información (Auto)

En cambio, para el PP es todo lo contrario. En Génova saben que este 😯 es una de las principales bazas para afianzarse como la alternativa a Pedro Sánchez y para su objetivo de erigirse como los líderes de las derechas en Cataluña. Una competición que hace seis años ganó Ciutadans y que dejó a los populares -que entonces habitaban la Moncloa- con una representación testimonial en Cataluña. Los populares ya convocaron un acto-concentración contra la amnistía el pasado 24 de septiembre en Madrid, donde Feijóo consiguió posar con los expresidentes Mariano Rajoy José María Aznar, lo que le ayudó a reforzarse internamente antes de su investidura fallida. La manifestación del domingo se ve en Génova como el partido de vuelta

Más información (Auto)

Todo ello, una vez ya se han intensificado las negociaciones para acordar esta ley de amnistía, incluso con intercambio de documentos entre los diferentes actores. De momento, la propuesta de Sumar, avanzada este viernes por El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, plantea exonerar todas las “acciones” para lograr la independencia desde 2013. Un texto que el presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, dejó claro que no era el suyo, aunque habló por primera vez de amnistía y admitió estar negociando esta fórmula para conseguir un “gobierno estable” y “superar las consecuencias judiciales” del ‘procés’.

La “antesala” de la autodeterminación

En medio de este contexto, SCC apela a todos los contrarios a la exoneración a que “se signifiquen” en las calles y envíen a Sánchez el mensaje de que las “cesiones” a los independentistas son “un camino equivocado”. La entidad defiende que la aprobación de esta ley para beneficiar a los procesados y condenados del 1-O “no estaba en el programa electoral” del PSOE y que, por lo tanto, no está refrendada por los ciudadanos ni debería llevarse a cabo. Además, según la entidad, se trata de una medida inconstitucional y consideran que sería “la antesala a la autodeterminación”.

Publicaciones

Publicaciones