El momento en que Massa sufrió una andanada de críticas de sus rivales, con el trabajo como eje del debate

El segundo bloque del debate presidencial, centrado en las propuestas sobre Trabajo y Producción, sirvió para que los candidatos opositores descargaran una andanada de críticas contra el ministro de Economía y postulante de Unión por la Patria, Sergio Massa.

“No hay que atacar a los inversores como hace el kirchnerismo”, dijo Juan Schiaretti, y acusó al Gobierno de “haberle aumentado las retenciones al campo en vez de quitárselas (…). “Saquele el pie de encima al campo”, gritó otra vez Schiaretti. Massa le retrucó que “hay que sostener con el voto en el Congreso lo que se dice acá, porque muchos de los impuestos los votaron los diputados de Córdoba”.

Ahora es Massa el que necesita una mano de Milei

También Bullrich apuntó sin reparos contra el candidato del kirchnerismo. “No puede haber ningún tipo de Tongolini”, dijo la candidata de Juntos por el Cambio, haciendo un juego de palabras entre las quejas y denuncias por la gestión de Matías Tombolini en la Secretaría de Comercio y los permisos para importar.

“Massa, no puedo creer lo que decís, un dólar a mil mangos, hiperinflación, la angustia, entrás a un supermercado y te gastás cinco mil pesos. Hablás de producción y dejaste dos millones más de pobres. Y en la Aduana, para una SIRA, tenés ahí a un Tongolini que dice quien va primero en esa cola. ¿Esa es la Argentina que vos querés?”, le espetó. “Nos hiciste puré, Argentina está en emergencia y vos cavas más profundo el pozo”, completó, mirando hacia Massa.

La reacción de Massa no se hizo esperar: “Hay algunos que escucho que parecen paracaidistas suecos: llevaron a la Argentina a la peor deuda de la historia del FMI. Otros que se olvidan que estamos transitando la peor sequía de la historia. Reitero: me hice cargo de la emergencia cuando muchos agitaban la asamblea legislativa o el helicóptero”.

“Todos hablan, pero el único que bajó las retenciones fui yo”, agregó el ministro. Antes había prometido más empleos para los jóvenes e igualdad en los sueldos para hombres y mujeres, entre otras medidas.

Dispuesto a sacar tajada, Javier Milei calificó de “bestialidades” las medidas económicas de Massa y recordó que el economista Carlos Melconian, referente de Bullrich, “se juntó con Massa para pedirle que cuide la SIRA, es decir que cuide un tongo, que cuide la corrupción”.

Los tentáculos intocables de Martín Insaurralde en los rincones del poder

Myriam Bregman, en tanto, pidió la reducción de la jornada laboral a seis horas y la creación de 1.200.000 puestos de trabajo. Acusó a Milei de querer borrar derechos como el aguinaldo o las vacaciones. Milei se rio de esa propuesta y propuso “que cada trabajador trabaje una hora” y acusó a Bregman de “no saber nada de economía”. Massa le pidió, astuto, que “respete a las mujeres”. Minutos después, Bullrich le espetó que podían defenderse solas.

Publicaciones

Publicaciones