Ganó Los 8 escalones, podía ofertar por la llave pero se sinceró y tomó una importante decisión

Semana tras semana varias personas se inscriben en Los 8 escalones de los 3 millones (eltrece) para conseguir el dinero que les permita sortear diversas dificultades económicas: algunos lo necesitan para pagar deudas, otros para afrontar un tratamiento médico suyo o de algún familiar, para viajar, para estudiar, arreglar la casa o ayudar a algún ser querido.

Sin embargo, desde hace un par de meses se sumó un segundo premio: un departamento a estrenar. Por esto, más de uno decidió apostar casi todos sus recursos en quedarse con la llave. Sin embargo, eso no fue lo que sucedió el miércoles. Edith ganó los millones y tuvo la posibilidad de ofertar para jugar la final por la vivienda, pero, tomó una importante decisión pensando en su situación económica.

Un participante de Los 8 escalones ganó la llave por tercera vez y sorprendió a Nicole Neumann: “Pasan cosas”

En la última emisión del programa que conduce Guido Kaczka hubo dos participantes que se impusieron por sobre el resto. Por un lado, estuvo Tobías, un joven de 18 años que cursa sus estudios secundarios. Se inscribió por decisión propia y le aseguró al conductor que “estudió”. Y efectivamente, las horas invertidas rindieron frutos porque dio el batacazo en el escalón del departamento y consiguió 27 aciertos en 60 segundos, convirtiéndose así, en el dueño de la tan ansiada llave dorada.

Del otro lado estaba Edith, costurera y modista. “Vive en Villa Centenario con Jonathan y vino con su hermano”, indicó Kaczka y contó que, en caso de ganar los $3.000.000, la participante quería usarlos para “comprarse un terrenito”.

“No está en las reglas”: los finalistas de Los 8 escalones no se pusieron de acuerdo y lo resolvieron de una insólita manera

A medida que pasó la competencia, ambos participantes avanzaron a paso firma hasta llegar al último escalón. Protagonizaron una final muy pareja y llegaron a la pregunta decisiva con dos errores cada uno, por lo cual la victoria podía ser para cualquiera, dependiendo, tanto del conocimiento propio, como también, de una cuota de suerte. La pregunta estuvo a cargo de Alejandro “Iwao” Komiyam: “¿Cuál de estas bebidas fue creada en sus inicios para combatir la malaria gracias a que en su composición posee quinina?”. Las opciones eran: ginger ale, agua tónica, whiskey, cachaca.

Tras pensarlo durante varios segundos, el estudiante de secundaria se inclinó por la opción “A” Ginger Ale, mientras que la modista y costurera por la “B”, agua tónica. Entre nervios y expectativa, el jurado indicó que había un ganador y reveló que se trataba de la mujer de Lomas de Zamora. “Edith, ¡3 millones de pesos! ¡Gana el juego! Vive con sus hijas, Joel, Julieta y Mikea. Tiene dos hijos más, Nicolás y Denise. Tiene 6 hermanos. ¡Un familión!”, comentó Guido Kaczka mientras la mujer no paraba de llorar y se abrazaba con su hermano.

Los 8 escalones: es carnicero, lo despidieron hace 20 días y contó la cábala que usó para ganar los $3 millones

Pero, finalmente, llegó la hora de la pregunta decisiva y el conductor llamó aparte a los dos ganadores de la noche. Por un lado, le explicó a Edith que ella podía comprar la llave y regresar al día siguiente, y por el otro le dijo a Tobías que si vendía regresaba y en caso contrario tenía asegurado un lugar en la final por el departamento amueblado a estrenar.

“¿Vos ofrecés algo Edith de los 3 millones? ¿O vos te querés volver por los 6 millones?”, le preguntó el presentador. En esta situación, la mujer tenía la posibilidad de negociar, aunque sea por la mínima, pero tras pensarlo unos breves instantes, tomó una decisión y se sinceró respecto a su situación económica. “Yo necesito la plata, así que no voy a ofrecer nada”, expresó la ganadora. “Entonces les comunico. Tobías vos estas en la final por el departamento ¡Bravisimo! Y Edith vuelve mañana por seis millones de pesos”, sentenció Guido Kaczka.

Publicaciones

Publicaciones