Guerra en Medio Oriente: crecen las críticas al hijo de Benjamin Netanyahu por quedarse en Miami y “abandonar” a su país

TEL AVIV.- En Israel, más de 300.000 reservistas han sido llamados a las filas del Ejército para defender a su nación tras el ataque múltiple del 7 de octubre de Hamas. Pero mientras los soldados se preparan ahora para una invasión terrestre en Gaza, crecen las críticas al hijo del primer ministro Benjamin Netanyahu, Yair, que reside en Miami desde abril pasado, y no volvió a su país para sumarse a las Fuerzas Armadas, lo que generó una gran indignación en la población y en los soldados israelíes.

Los soldados israelíes condenaron al hijo del primer ministro por quedarse en Estados Unidos y “abandonar” a su país.

Yair Netanyahu, de 32 años, vive en Miami desde abril y, al parecer, no tiene planes de volver a Israel.

“Yair disfruta de su vida en Miami Beach mientras yo estoy en el frente”, dijo al diario británico The Times un soldado voluntario que sirve en el frente norte de Israel. “Somos nosotros los que dejamos nuestro trabajo, nuestras familias, nuestros hijos, para proteger a nuestras familias en casa y en el país, no las personas responsables de esta situación. Nuestros hermanos, nuestros padres e hijos van al frente, pero Yair todavía no está aquí. No ayuda a generar confianza en el liderazgo del país”, agregó.

Why isn’t Yair Netanyahu in her country? pic.twitter.com/wqWv4moIXu

— Sercio kokorin (@Karayel8Sercan) October 21, 2023

Otro soldado desplegado en la frontera con Gaza lamentó: “Regresé de Estados Unidos, donde tengo un trabajo, una vida, mi familia. De ninguna manera me puedo quedar allí y abandonar a mi país, a mi pueblo, en este momento crítico. ¿Dónde está el hijo del primer ministro? ¿Por qué no está en Israel? Es el momento de mayor unión para nosotros como israelíes en nuestra historia reciente y todos y cada uno de nosotros deberíamos estar aquí ahora mismo, incluido el hijo del primer ministro”.

El servicio militar es obligatorio para la mayoría de los israelíes cuando cumplen 18 años. Los hombres deben cumplir 32 meses de servicio y las mujeres, 24. Después de eso, la mayoría puede ser llamada a unidades de reserva hasta los 40 años, o incluso más, en caso de emergencia nacional, y luchan junto a las tropas regulares en tiempos de guerra. Los reservistas también se utilizan en funciones que no son de combate.

Por lo tanto, según la ley, Yair Netanyahu es actualmente elegible para el servicio de reserva en Israel y debería estar en las filas, según reportaron los medios locales, pero está lejos de hacerlo.

Según fuentes recogidas por el diario israelí Haaretz, el hijo del primer ministro se ha puesto en contacto con un abogado de inmigración estadounidense para obtener un visado que le permita trabajar en Estados Unidos.

Al parecer, Yair Netanyahu dijo a varios asociados que estaba interesado en trabajar en Estados Unidos a largo plazo, pero expresó su preocupación por que le denegaran el visado de trabajo porque “Estados Unidos y [el presidente Joe] Biden no son nuestros mejores amigos”, en referencia a la tensa relación entre el mandatario y la familia Netanyahu.

A principios de este mes, un bufete estadounidense de abogados especializados en inmigración, Wildes & Weinberg, anunció en Facebook: “Con oficinas recién estrenadas en Tel Aviv, Yair se une a nuestra lista de distinguidos clientes de Israel”. El posteo afirmaba que el bufete “está representando a Yair Netanyahu en relación con sus asuntos internacionales” y señalaba que “Yair es un orador político y periodista de renombre internacional en Israel y en el extranjero.”

En junio se celebró en el Tribunal de Magistrados de Jerusalén una vista sobre una solicitud de Yair de una orden de restricción contra Gonen Ben Itzhak, abogado activo en Crime Minister, grupo que ha estado protestando contra el primer ministro.

Yair Netanyahu participó en la vista por videoconferencia porque se encontraba en Estados Unidos. Cuando se le preguntó a su abogado si el hijo del primer ministro estaría disponible para asistir en persona a la vista, éste respondió que “Yair no tiene intención de venir a Israel en un futuro próximo”.

El accidentado pasado de Yair

Yair Netanyahu tiene un historial de publicar mensajes incendiarios en las redes sociales, lo que llevó a un informe en abril de que el primer ministro le había exigido que dejara de publicar en medio de acusaciones de que estaba inflamando las tensiones en Israel y exacerbando una brecha diplomática con Estados Unidos.

Por ejemplo, la semana pasada, mientras asistía al discurso de su padre en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, protagonizó una polémica cuando compartió una publicación que respaldaba a un terrorista judío condenado por asesinar a tres miembros de una familia palestina lanzando bombas incendiarias a su casa en una aldea de Cisjordania en 2015.

דקות לפני נאום רהמ, יאיר נתניהו נמצא לצידו ומצייץ ציוץ מחדש של תכנים המטילים ספק בהרשעת רוצח משפחת דוואבשה. בינתיים הוא צמוד להורים. לפני יומיים אמר גורם מדיני בכיר שראש הממשלה אינו מודע לקמפיין הציבורי בעד בן אוליאל pic.twitter.com/40ZDqpbdGR

— ‏Tal Schneider טל שניידר تال شنايدر (@talschneider) September 22, 2023

En marzo, según The Times of Israel, después de que manifestantes antigubernamentales rodearan un salón de Tel Aviv donde estaba de visita su madre Sara, Yair los categorizó como “terroristas”.

Los manifestantes protestaban por la controvertida reforma del poder judicial de Israel por parte del gobierno.

“Estos no son manifestantes. Tampoco son anarquistas. ¡Son terroristas! Aquí ha surgido un violento movimiento clandestino (con miles de millones en financiación procedente de criminales y gente malvada). Estamos hablando de terrorismo interno”, tuiteó Yair. Más tarde, eliminó el tuit.

Según el periódico, Netanyahu y su esposa, Sara, habían instado a Yair a no publicar en las redes sociales.

A principios de este año, un juez le ordenó pagar 18.000 dólares a un exlegislador del Partido Laborista, a quien llamó “feo”.

Por otro lado, según The Guardian, Yair fue excluido temporalmente de Facebook en diciembre de 2018 por una serie de publicaciones antimusulmanas y antipalestinas.

Publicaciones

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here