Pronóstico del tiempo: cómo estará el clima durante el último fin de semana de octubre

Jueves: rota la veleta

Buenas noticias para los friolentos: el jueves abrirá un nuevo capítulo meteorológico con una seguidilla de días con viento templado, lo que se traducirá en un progresivo aumento de temperatura. Ya desde temprano habrá rotado la veleta para darnos un amanecer con viento leve desde el norte, cielo mayormente despejado y una mínima de 11°C. Será una jornada de marcada amplitud térmica, en la que iremos de una mañana fresca a una tarde de remera. Rápidamente rebotará el termómetro por el sol y la circulación de aire caliente para moldear una tarde primaveral con el cielo limpio, viento leve o calmo y máxima de 24°C. La noche cerrará en 20°C, como para sacarle una manta a la cama y esperar que los mosquitos no hayan leído el pronóstico.

Té de laurel en ayunas: los cinco beneficios de tomar esta infusión antes de desayunarCuándo es el Cyber Monday en noviembre 2023

Viernes: la primavera se florea

El viernes seguirá con el descenso de aire caliente, que se notará desde temprano. Habrá una importante recuperación de la mínima, con el mercurio que iniciará la cuenta desde los 16°C. El aire caliente arrimará bastante nubosidad, por lo que se acabará la oferta de cielo despejado para pasar a un sol intermitente durante toda la jornada. El viento norte se mantendrá durante todo el día para seguir empujando al termómetro y despertar la euforia de la afición primaveral. Tendremos una tarde con cielo parcialmente nublado y una máxima de 27°C. Luego se espera una noche de verano para el cierre, con el mercurio que clausurará en 22°C. Habrá un ambiente muy agradable para los que quieran salir en lo que tranquilamente podría ser una medianoche de diciembre.

Sábado: tarde de verano

Comienza un fin de semana que tendrá varios semblantes atmosféricos. Lo más importante es que el sábado será por lejos el mejor día para planificar actividad al aire libre. Se estima un amanecer con cielo algo nublado y viento calmo, por lo que el mercurio partirá desde los 17°C. Se espera un día a pleno sol, con cielo mayormente despejado, poco o nada de viento y el termómetro mostrará una temperatura preveraniega, que llegará a marcar 29°C vespertinos. Hasta puede haber una sensación térmica mayor que haga que más de uno mire la pileta de reojo. Hacia el atardecer comenzará un lento giro de veleta que anunciará la llegada de viento más fresco desde el este, que soplará de manera leve y no incidirá en la temperatura ni en la nubosidad. La noche dará un verdadero batacazo térmico con 25°C, en el cierre de la jornada que obligará al ventilador a salir a la cancha.

Domingo: vuelve la lluvia y el viento frío

La jornada dominical cortará la racha ascendente de la temperatura. Durante la madrugada tendremos viento de direcciones variables hasta llegar a una poderosa irrupción de aire frío al mediodía que podría anunciarse con precipitaciones. Incluso no se podría descartar algunas tormentas al considerar el choque de dos masas tan disímiles en temperatura y humedad. Se repetirá el escenario del domingo pasado, con un cielo cubierto de nubarrones cargados que nos puedan dejar lluvias aisladas durante todo el día. La máxima se pinchará a partir de la circulación de aire frío y la falta de sol, por lo que el mercurio se recortará en 25°C. De todos modos, todavía no suspenda ninguna actividad vespertina porque algunos modelos marcan que la lluvia se corta rápido e incluso la tarde se recobra con algo de sol. Algunos algoritmos arriesgan que podría llover poco y nada.

Spoiler alert

La semana que viene se revierte la suerte térmica y será el turno de que festeje el #TeamInvierno. El aire frío se queda soplando varios días con muchos reingresos de aire patagónico. Eso se traducirá en probables lluvias para el lunes y martes, y un marcado descenso de la temperatura para configurar una semana otoñal, en la que la inestabilidad nos salvaría de tener mínimas invernales.

Eso es todo amigos. Disfruten estos pasajes de calor primaveral y preestival, ese calor que todavía no es hostil, nos deja dormir y nos permite caminar sin sofocarnos porque no falta mucho para que todo cambie. También serán las últimas semanas en las que el sol jugará a nuestro favor, ya que pronto se cambiará de bando y los días de cielo despejado podrían llegar a ser una mala noticia para los laburantes de a pie. Aprovechen estas últimas ofertas de calor moderado y recuerden que a la hora de armar alguna actividad para el fin de semana tendremos un mejor sábado que domingo.

¡Hasta la semana que viene!

@JopoAngeli

Publicaciones

Publicaciones