60 heridos, 30 detenidos y el Viceministro destituido en el Bulgaria-Hungría

Más de 60 heridos en los enfrentamientos entre policías y aficionados, muchos de ellos en estado grave, y más de 30 detenidos en una noche de “incidentes sin precedentes” en Sofía. El partido entre Bulgaria y Hungría para las Clasificatorias Euro terminó 2-2, pero el foco de atención se trasladó, desafortunadamente, fuera de los terrenos de juego.

Protestas contra la Federación de Bulgaria

Alrededor de las 16:00 de la tarde, los aficionados del CSKA de Sofía se reunieron frente al estadio “Nacional Vasil Levski” para protestar contra el presidente de la entidad, Borislav Mihaylov, que lleva 18 años en el cargo.

Las autoridades, que hicieron un llamamiento a la calma, habían advertido “de un riesgo alto de disturbios contra el orden público en el interior y el exterior del estadio“. Pese a que el partido de la selección ante Hungría, por las Eliminatorias para la Euro 2024, era a puerta cerrada y con un operativo de 1600 agentes para la seguridad, no se pudo contener el ‘caos’.

Los motivos de los incidentes

Los hinchas búlgaros estaban muy molestos por los malos resultados de su equipo nacional, que no se clasifica a ninguna gran competición en las últimas décadas, pese a 18 cambios de seleccionador en ese tiempo.

Graves incidentes

Las cifras oficiales dicen que en los enfrentamientos hubo incendios de policías y otros vehículos, así como lanzamientos de varios objetos, bengalas y hasta un artefacto explosivo cayó detrás de la primera fila de policías, cerca de algunos de los periodistas.

“En lugar de una celebración futbolística, ayer observamos feas escenas de violencia. La razón principal es la gestión a largo plazo de la actual dirección del BFU, que ha llevado al declive del fútbol búlgaro sin perspectivas visibles de desarrollo”

Nikolai Denkov

Primer Ministro de Bulgaria

Una hora más tarde, en medio del caos los aficionados “rojos”, extendieron una pancarta contra el presidente de la Federación búlgara Borislav Mihailov, exigiendo su dimisión, y se bloqueó el tráfico en las calles de “Tsarigradsko shose”.

La policía cargó con cañones de agua

Aproximadamente media hora antes del partido, las fuerzas del orden tuvieron que pedir refuerzos e intervinieron con un cañón de agua mientras los aficionados seguían arrojando botellas, piezas de hormigón y todo tipo de otros objetos.

Incidentes en la previa del partido de Bulgaria 🇧🇬 – Hungría 🇭🇺.

Ultras agrupados búlgaros protestaban contra la Federación en Sofía y chocaron con la policía.https://t.co/930dg6RZGC

— Nahuel Lanzón (@nahuelzn) November 16, 2023

Después de más de 20 minutos la tensión no disminuyó, la policía sacó sus porras y dispersó a los ultras, que se retiraron a las pequeñas calles. Después de expulsarlos, se observó que en los alrededores del estadio Vasil Levski había coches de vecinos averiados

Primeras consecuencias tras los sucesos

El primer ministro Nikolai Denkov anunció que había despedido al viceministro del Interior, Stoyan Temelakiev, que era directamente responsable de la actividad operativa.

Las acciones caóticas por razones estructurales en relación con la organización del partido de ayer aumentaron aún más la tensión. “A esto hay que añadir también los errores en la organización de las direcciones del Ministerio del Interior y de la dirección de Sofía del Ministerio del Interior“, dijo el Primer Ministro de Bulgaria, afirmando que habían permitido que las aficiones rivales se reunieran en un solo lugar.

Y en el futbol…

La información fue difundida por las autoridades luego del 2 a 2 ante los húngaros, que lograron su clasificación para la Eurocopa 2024 al terminar líderes de grupo, mientras Bulgaria ya está eliminada.

Publicaciones

Publicaciones