De Meg Ryan a Nicole Kidman y Renée Zellwegger: 7 famosas que reaccionaron ante los comentarios malvados sobre su apariencia

Con una confesión sobre sus pechos y una cirugía estética que no fue, Sydney Sweeney se sumó a la larga lista de famosas que reaccionaron ante las críticas que reciben por su aspecto físico. Grandes estrellas de Hollywood como Meg Ryan, Jennifer Aniston y Nicole Kidman no solo respondieron a los comentarios maliciosos sino que, además, confesaron que se sintieron afectadas por esas opiniones desmedidas. Aquí, un repaso de sus palabras.

“¡Solo tengo tetas!”

Cansada de las críticas que recibe por sus pronunciadas curvas y con el objetivo de ayudar a otras mujeres a aceptar sus cuerpos, Sydney Sweeney decidió hablar de su experiencia en primera persona. En una charla con la revista Glamour, la protagonista de Euphoria reveló que cuando todavía estaba en la escuela secundaria quiso pasar por el quirófano para reducirse el busto y que tuvo que recorrer un largo camino para sentirse cómoda con su figura.

“Cuando estaba en la escuela secundaria solía sentirme incómoda por el tamaño de mis pechos. Solía decir que cuando cumpliera 18 años me iba a operar para hacerlos más pequeños”, recordó. Luego, explicó que su mamá no la dejó y que se alegra de no haberlo hecho. “Me gustan. Son mis mejores amigos. El cuerpo de todo el mundo es hermoso. Cuando tenés confianza y sos feliz por dentro es cuando realmente se lo demostrás a los demás”, remarcó.

La actriz de The white lotus reconoció además que al principio buscaba vestirse de forma más conservadora pero que, con el tiempo, decidió aceptar sus curvas: “Quiero mostrarle a las niñas que es asombroso, hermoso y empoderador tener los cuerpos que tenemos”. Y también habló de las críticas que recibe al respecto. “Dicen, ‘Sydney Sweeney muestra el busto’ o ‘Sydney Sweeney usa un vestido escandaloso. Estoy usando exactamente el mismo vestido que usaría otra persona. ¡Solo tengo tetas!”, reaccionó.

“No puedo prestarle atención”

En mayo de este año, Meg Ryan reapareció después de varios meses alejada de la vida pública en una sala de conciertos del Lincoln Center de Nueva York para acompañar a su amigo Michael J. Fox en la presentación de su documental. Lejos de rescatar su buen gesto, muchos centraron su atención en el aspecto físico de la protagonista de Cuando Harry conoció a Sally, y su “irreconocible nueva imagen” provocaron un gran revuelo en los medios y en las redes sociales. Seis meses después, la actriz habló de esos comentarios.

En una entrevista con la revista Glamour, explicó que “no vale la pena” dedicarle tiempo a esos “chismes” y que su energía está puesta en otro lado. “No puedo prestarle atención. Simplemente no puedo”, explicó. “Por supuesto, esos comentarios pueden herir los sentimientos de alguien, pero hay muchas cosas más interesantes en las que pensar. ¡La mezquindad y el odio son tan estúpidos!”, sentenció.

Si bien Ryan no confirmó si pasó por el quirófano o no, confió que, a los 62 años, aprendió a aceptar el envejecimiento. “Como ahora soy una persona mayor, amo mi edad”, aseguró. “Me encanta dónde estoy. El envejecimiento no es tan aterrador. Todos pasamos por eso. Ojalá alguien me hubiera dicho antes: ‘relajate’. Es lo que es. No prestes atención a los obstáculos’”.

“Tengo cosas más importantes que hacer”

La protagonista de El diario de Bridget Jones es otra de las grandes celebridades que fue criticada con dureza por sus supuestas cirugías estéticas en la cara. “Renée Zellweger: esto no es botox ni cirugía estética. Es un caso de desaparición de persona”, escribió, con crudeza, el escritor y periodista de The Guardian Viv Groskop en su cuenta de Twitter -ahora X-, allá por 2012. Dos años después, la actriz volvió al centro de la escena al desfilar por una alfombra roja que despertó nuevos comentarios sobre su apariencia.

La primera reacción de la estrella fue el silencio hasta que en septiembre de 2019 decidió hablar sobre el escrutinio y el trauma emocional que sufrió como resultado de esos comentarios. En una entrevista con la estación de radio estadounidense SiriusXM, recordó cuando escuchó a personas discutir sobre su apariencia mientras viajaba en el mismo tren que ellos.

“Uno de los pasajeros hablaba de Hollywood y de lo tontas que son las mujeres de la industria, y me mencionaron especialmente. ¿Cómo pudo hacer eso? ¿Por qué iría a operarse la cara como si no lo supiéramos?”, recordó la actriz que escuchó en el vagón. De inmediato, compartió su reacción. “Me levanté y me paré junto a la puerta, mientras el hombre seguía hablando de lo estúpida que era. En un momento, miró hacia arriba y dijo: ‘¡Oh Dios, no lo eres…! ¡Dios mío, pero te parecés a vos misma!’ Y dije: ‘Sí, es curioso cómo funciona, ¿no?’”. Si bien ese día se sintió dolida por las palabras de ese pasajero, la actriz explicó que las críticas no la afectan y que tiene muchas cosas más importantes que hacer.

“Es realmente hiriente”

Nicole Kidman siempre estuvo en el ojo de la crítica: por sus actuaciones, por algunas de sus actitudes y hasta por su rol como madre, tras su divorcio de Tom Cruise. También por su aspecto físico, por las supuestas cirugías que se realizó y por cómo impactó el paso de los años en ella.

Uno de los últimos episodios que la tuvo como protagonista fue la tapa de la revista Vanity Fair de julio de 2022, en donde se la pudo ver posando con una minifalda y un top en una pose sugestiva. Cansada de las agresiones, Kidman habló de los ataques por su aspecto en una nota que le ofreció a la revista Stellar del Daily Telegraph. Luego de explicar que prefiere mantenerse al margen de las opiniones y de las críticas en las redes, la actriz contó el por qué .”Me impediría hacer lo que quiero hacer. Hay veces que escuchás cosas y decís: ‘Dios mío, eso es realmente hiriente, pero no podés por eso esconderte debajo de una piedra. Intento mantenerme libre en las elecciones porque, de lo contrario, antes de que te des cuenta te cerrás y no podés dar un paso hacia ninguna parte”.

“Me afectan mucho estas cosas”

Si bien muchas veces fue señalada por “cambiarse la cara”, por ponerse botox de más o por pasar por el quirófano de forma innecesaria, Sandra Bullock nunca respondió a las críticas, aunque sí blanqueó los tratamientos que se realizó. Incluso, en una oportunidad respondió a los señalamientos con una curiosa explicación. Fue luego de la entrega de los Oscar 2018, cuando además de su vestido y de su estilismo, la prensa habló de sus “abultadas mejillas”.

“En los Oscar estaba enferma y tenía alergia. Pero me dije que tenía que ir, es parte de mi trabajo y estuve encantada de haber ido. Y luego al día siguiente todo el mundo estaba diciendo que me había puesto rellenos faciales e implantes en las mejillas…”, recordó la protagonista de Miss Simpatía según publicó la revista Glamour. “Cuando vi las fotos me di cuenta de lo hinchada que estaba”, reconoció y de inmediato bromeó al respecto. “Bueno, sí me inyecté algo, solo fue en la parte superior de la cara, lo cual no fue buena idea”.

Aunque hizo chistes al respecto. Bullock reconoció que algunos comentarios la hicieron sentir muy insegura y que las galas previas a las entregas de premios son en realidad momentos difíciles para ella: “Me afectan mucho estas cosas porque no me siento cómoda cuando me visto para una red carpet. No soy de esas personas que saben cómo comportarse en ellas. Intento ser un poco Beyoncé y hacer siempre la misma pose”, reconoció.

“A quién le importa cómo seas”

Jennifer Aniston integra la lista de las mujeres más exitosas de Hollywood y, a la vez, las más criticadas. Cansada de ser objetada por su cuerpo, la protagonista de Friends escribió en 2016 una carta en la que criticó a los medios que le hacen bullying a las actrices por no ser perfectas y no ser madres. “He trabajado demasiado duro en esta vida y en esta carrera como para ser reducida a una persona triste, sin hijos”, escribió entonces. Un año después volvió a hablar del tema en una charla con un periodista de la revista Vogue.

“A quién mierda le importa cómo seas”, exclamó sin vueltas la artista. “No podemos estar enseñándole esto a las mujeres jóvenes. Esto tiene que parar. Es una obsesión extraña que la gente tiene y no entiendo exactamente por qué necesitan ensañarse contras las personas que están para entretenerlos, y desgarrarlos e intimidarlos (…) Yo ya no podía escuchar nada más sobre si estaba o no embarazada. No tienen idea de lo que nos pasa en la intimidad. Ahora cambié de perspectiva, así que ¿qué mierda me importa lo que digan de mí?”, continuó.

“Si vas a salir, se te ven los pezones o tenés el vientre un poco hinchado, o no estás en el peso en el que querrías estar, eres perfecto igual. No importa quién eres o dónde estás. ¡A quién le importa! Hay que pensar en otra cosa, yo sólo sé que estoy feliz y sana y haciendo todo lo posible para ser buena en el mundo. Pero es difícil. La gente es adicta a estas historias falaces”, cerró, algo decepcionada por la situación.

Esclava de la belleza

A Linda Evangelista la presión por ser la mujer más bella y mantenerse en lo más alto del mundo del modelaje la llevó a vivir un calvario. Reina indiscutida de las pasarelas durante la década de los 90 y parte de un grupo de supermodelos que hizo historia -junto a Cindy Crawford, Claudia Schiffer y Naomi Campbell-, un día desapareció de los medios y de la prensa. La razón de su exilio mediático, confesó ella misma, fue una mala praxis estética: una criolipólisis mal hecha que la dejó con el rostro prácticamente irreconocible.

La diva decidió romper el silencio en septiembre de 2021, después de haber permanecido recluida durante cinco años. En su cuenta de Instagram reveló que los rumores eran ciertos y que se encontraba “brutalmente deformada”. Tiempo después dio más precisiones en un artículo publicado por The New York Times titulado “Exponiendo la violencia detrás de la cultura de la belleza”. Luego habló con la revista Vogue sobre el paso del tiempo y los tratamientos estéticos.

“No me importa y nunca me ha importado envejecer. Envejecer nos lleva a donde queremos estar y para mí eso es una larga vida”, declaró. “Kevyn Aucoin (el legendario maquillador) tenía mucho miedo de las arrugas y nunca las tuvo”, continuó. “Quiero arrugas, pero me pongo botox en la frente, así que soy una hipócrita. Igual quiero envejecer”, añadió.

Publicaciones

Publicaciones