El Papa se realizó un chequeo médico tras su audiencia general en el Vaticano

El papa Francisco afirmó este miércoles que sigue un poco resfriado y prefirió que la catequesis de la audiencia general la leyese un colaborador, después de que los días pasados tuvo que anular algunos actos por gripe.

Tras la audiencia, se informó que el pontífice se realizó un chequeo médico en el Hospital Gemelli de Roma.

” Sigo un poco resfriado por eso he pedido a monseñor (Filippo) Ciampanelli que lea la catequesis”, dijo el papa que llegó en silla de ruedas al aula Pablo VI, donde se celebra la audiencia.

Publicaciones

Publicaciones