La Fiscalía Anticorrupción ha decidido archivar las diligencias de investigación que abrió a raíz de las denuncias presentadas por varios grupos políticos de la oposición madrileña en relación con unos contratos de compra de material sanitario (mascarillas) por parte de la Comunidad de Madrid de los que se benefició económicamente el hermano de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Anticorrupción especifica en su decreto de archivo que no se pronuncia sobre el delito de malversación de fondos públicos de procedencia de la UE, fraude y cohecho que investiga la Fiscalía Europea, otras diligencias que siguen abiertas. 

En un decreto fechado este jueves, el fiscal jefe de Anticorrupción explica que la decisión se adopta «a la vista de la ausencia de indicios de la comisión de infracciones penales y, en concreto, en lo que atañe estrictamente al ámbito de estas diligencias, de los delitos denunciados de tráfico de influencias, prevaricación, negociaciones prohibidas a los funcionarios, fraude y falsedad».

La Fiscalía también descarta de plano cualquier investigación contra Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. «La hipótesis delictiva planteada por los denunciantes se fundamentaba en una secuencia de hechos de la que inicialmente no se deducían indicios razonablemente verosímiles ni de la realización del hecho investigado, ni de su carácter delictivo ni de la responsabilidad en el mismo de la persona aforada», dice Anticorrupción.

La investigación ponía el foco en si Tomás Díaz Ayuso se llevó una comisión por el contrato concedido por el Ejecutivo regional a Priviet Sportive, propiedad de un amigo de la familia. La presidenta madrileña ya confirmó que su hermano cobró 55.000 euros por «las gestiones», pero negó irregularidad alguna.

La presidenta, según destaca la Fiscalía, «no ha intervenido en el procedimiento» de contratación de la empresa que pagó una comisión a su propio hermano. Entiende que ni siquiera tenía obligación de abstenerse. «No consta intervención directa ni indirecta de la Presidenta de la Comunidad de Madrid en este expediente como tampoco -ya se ha dicho- de la mediación en su nombre de D. Tomás Díaz Ayuso ante funcionario o autoridad alguna», explica Alejandro Luzón, el fiscal jefe.