Sao Paulo.- Algunas ciudades de Brasil están proporcionando inyecciones de refuerzo de la vacuna contra Covid-19, aunque la mayoría de las personas aún no han recibido sus segundas dosis, en una señal de la preocupación en el país por la variante Delta altamente contagiosa.

Río de Janeiro, actualmente el epicentro de Brasil por los contagios y hogar de una de sus mayores poblaciones de riesgo, comenzó a administrar los refuerzos el miércoles. Las ciudades del noreste de Salvador y Sao Luis comenzaron el lunes, y la ciudad más poblada de Sao Paulo iniciará el 6 de septiembre. El resto de la nación seguirá la próxima semana.

Francia, Israel, China y Chile se encuentran entre los países que dan refuerzos a algunos de sus ciudadanos mayores, pero más personas ahí están completamente vacunadas, que las que han recibido dos inyecciones en Brasil.

Un plan de Estados Unidos para comenzar la administración del refuerzo para el 20 de septiembre para la mayoría de la gente enfrenta complicaciones que podrían retrasar las terceras dosis para quienes recibieron la vacuna Moderna, dijeron el viernes funcionarios de la administración.
 

Aproximadamente nueve de cada 10 brasileños ya han sido vacunados o planean hacerlo, según la encuestadora Datafolha. La mayoría tiene una dosis, pero no la segunda.

Los casos y muertes de Brasil han estado disminuyendo durante dos meses, con 621 fallecimientos reportados en los siete días hasta el 2 de septiembre, muy por debajo del pico de abril de más de 3 mil muertes registrados durante un período de siete días. 

Los brasileños mayores han expresado su preocupación por la eficacia de la vacuna china Sinovac contra la variante Delta, lo que llevó a las autoridades a ofrecer el biológico de refuerzo.

Diana dos Santos, de 71 años, recibió dos inyecciones de la vacuna Sinovac, incluso después de que el presidente Jair Bolsonaro pasó meses criticando públicamente la sustancia. 
 

Dos Santos, que vive en el barrio de bajos ingresos de Maré en Río, es diabética y fue hospitalizada por una afección cardiaca. Ella se niega a salir de casa hasta que reciba su refuerzo.

“No puedo salir como antes y todavía tengo miedo de todo esto (…) Me sentiré más segura (con un refuerzo)», dijo.

Debido a la variante, algunos expertos dicen que el gobierno debería ralentizar el lanzamiento de refuerzos y concentrarse en distribuir segundas dosis. Delta es la variante más contagiosa identificada y muchos estudios han sugerido que una dosis no protege contra ella. Dos inyecciones brindan una fuerte protección, con casi todas las hospitalizaciones y muertes entre los que no tienen el biológico.

Lee también India vacuna contra Covid-19 a 10 millones de personas en un solo día

jabf