El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, informó que el INE trabaja “contra reloj” en el presupuesto y los lineamientos para un eventual proceso de Revocación de Mandato contemplado en la Constitución.

Ante las críticas de algunos legisladores de Morena, en el sentido de que el INE pretende usurpar funciones legislativas para normar la consulta de revocación de mandato, el presidente de ese organismo autónomo, Córdova Vianello, aclaró que la única intención es contar con un proyecto de presupuesto acorde a las necesidades y por eso trabaja en los lineamientos de dicho ejercicio de participación ciudadana.

En un video publicado en las redes sociales, el consejero presidente recordó que el Congreso de la Unión incumplió con su obligación de legislar para reglamentar la consulta de revocación de mandato, pero subrayó que lo que los lineamientos elaborados por el INE tendrán que subordinarse a la ley reglamentaria que en su momento aprueben las cámaras Diputados y de Senadores.

“Hay que ser claros: el INE no pretende legislar ni sustituir al Congreso en sus facultades y atribuciones constitucionales como se ha venido diciendo, pero tampoco puede, por retrasos que no le son atribuibles, poner en riesgo la eventual realización de este ejercicio de democracia directa por dejar de tomar las previsiones necesarias en espera de una ley secundaria de revocación de mandato, que según el plazo estipulado por la Constitución, debió emitirse hace más de 430 días. Aún así, en dichos lineamientos estableceremos que una vez que se haya expedido una ley secundaria, estos deberán adaptarse, invariablemente, a lo que en su momento defina el Poder Legislativo”, manifestó Córdova Vianello.
 

Además, argumentó que dichos lineamientos, compuestos por una serie de reglas y procedimientos, son indispensable desde ahora para poder sustentar el presupuesto requerido “para un ejercicio democrático de dimensiones semejantes a las un proceso electoral federal”.

Dijo que tenerlos permitirá que puedan realizarse todas las actividades preparatorias que el INE debe comenzar a desplegar para no provocar que por el retraso resulte materialmente imposible llevarlo a cabo.

“Es una obligación y facultad del INE preparar su proyecto de presupuesto para el siguiente año fiscal y entregarlo a la Secretaría de Hacienda a más tardar el 28 de agosto, por lo que el Consejo General ha previsto discutir y aprobar el viernes 27 tanto su proyecto de presupuesto como los lineamientos de una posible consulta de revocación de mandato”, explicó.

Lorenzo Córdova remarcó que el INE llevará a cabo “con toda legalidad, certeza y profesionalismo”, los ejercicios de democracia participativa que la ciudadanía y los poderes de la Unión promuevan.
 

Subrayó que en acatamiento a una disposición reciente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se ha contemplado en el proyecto de presupuesto para el año 2022 el monto de los recursos que resultan necesarios para poder organizar, tanto el proceso de revocación de mandato, como posibles consultas populares que podrían ser solicitadas, tanto por la ciudadanía como por los poderes Ejecutivo y Legislativo.

“La previsión de esos recursos permitirá al instituto organizar esos ejercicios de manera puntual, cierta y exitosa, y en caso de que no se realicen, esos montos de dinero se reintegrarán íntegramente a la Tesorería de la Federación”, aclaró.

Finalmente, puntualizó que el INE estará atento a las decisiones del Poder Legislativo y a la eventual promoción de dichos procesos de democracia directa, y “seguirá informando con total transparencia sobre sus acciones y los acuerdos adoptados en el Consejo General”.
 

cev