La cantante australiana Judith Durham, mejor conocida por ser la voz del grupo de música The Seekers, ha muerto a los 79 años.

Su banda vendió más de 50 millones de discos y tuvo éxitos como I’ll Never Find Another You, I Am Australian y Georgy Girl.

Dejó el grupo para actuar en solitario en 1968 y más tarde lanzó una serie de álbumes ne estudio a nivel personal.

Anthony Albanese, primer ministro de Australia, rindió homenaje a Durham y la recordó como «un tesoro nacional». Según sus palabras «Judith Durham dio voz a un nuevo aspecto de nuestra identidad y ayudó a abrir el camino para una nueva generación de artistas australianos», escribió en las redes sociales.

Imagen del grupo en una gira en 1962

Nacida en Melbourne, Durham saltó a la fama internacional después de unirse a The Seekers en 1962 junto a Athol Guy, Keith Potger y Bruce Woodley. Se convirtió en la cantante principal de la banda al año siguiente, a los 20 años.

La australiana se casó con el pianista y director musical británico Ron Edgeworth en 1969, quien murió después de que le diagnosticaran una enfermedad cerebral.