HNIMPARCIAL La película de los 70 que a muchos provocó...

La película de los 70 que a muchos provocó miedo al mar

-

- Advertisment -

principal_3.jpg
El director de cine Steven Spielberg a los 27 años, durante el rodaje de la película “Tiburón” filmada en mar abierto, pese a las dificultades del ambiente. Fuente: Archivo/ EL UNIVERSAL.

Texto: Ruth Gómez y Carlos Villasana

En esta era post confinamiento COVID-19, el regreso a las salas de cine es una actividad cada vez más constante. Las y los aficionados del cine vuelven a las salas a dejarse conmover, maravillar o asustar con las cintas que se ofrecen en estos complejos.

Con motivo de este fin de semana de Halloween, Mochilazo en el Tiempo se dio a la tarea de buscar cómo fue el recibimiento que el público mexicano le dio, en 1976, a la película “Tiburón”, cuyo tema musical sigue causando escalofríos a quienes la vieron en la “pantalla grande”. Cabe aclarar que la cinta se estrenó en Estados Unidos en 1975, pero llegó a México un año después, en abril de 1976.

La película, que dirigió Steven Spielberg a los 27 años de edad, fue la adaptación de la novela “Tiburón” de Peter Benchley. Según el artículo “Un rodaje infernal, un director veinteañero y unos actores al límite. ¿Resultado? La película más famosa de cualquier verano” publicado por la Revista ICON del diario El País, la cinta estuvo rodeada de situaciones estresantes.

Entre ellas que el director demandó que el rodaje fuera en mar abierto -lo que afectó el funcionamiento del tiburón mecánico-; que algunas escenas se re-escribieron de la noche a la mañana y que hubiese muchas “horas muertas” debido al mal tiempo en el sitio del rodaje.

El mismo artículo menciona que debido a las fallas que tuvieron con el tiburón mecánico, la música compuesta por John Williams logró ser el medio que anunciaba el inminente ataque del escualo.

compositor_musica.jpg
John Williams, autor de la música que precedía los ataques del tiburón en la famosa cinta. Foto tomada de AP.

Asimismo, fue la primera película en utilizar grandes campañas publicitarias para reforzar el posicionamiento de la cinta y en mostrar un tráiler un año antes de su estreno, que hoy es muy común.

[embedded content]

La Boston Pops Orchestra interpreta el tema principal de Jaws (Tiburón), bajo la batuta de su compositor John Williams. Crédito texto y video: Canal de Youtube “Horror of the Night”.

Los recuerdos de aquellos niños

Nelly Rodríguez, artista visual, pedagoga y una de las fundadoras de la comunidad de Facebook “¡Cácarooo, los viejos cines de la ciudad de México!”, preguntó a los miembros si tenían algún recuerdo en específico de esta cinta. Entre las múltiples respuestas, destacan las siguientes: 

Gabriela Mijangos comentó que la había visto en la antigua Cineteca  Nacional. Debido a la intensa campaña publicitaria, los boletos se vendían rápidamente y ella logró verla porque un grupo de preparatorianos dio un “portazo” en la sala de “Tiburón” y mucha gente, incluida ella, tuvo la oportunidad de “colarse”.

Otra persona dijo que su mamá los llevó a él y a sus hermanos a verla al Cine Sonora, sobre  Fray Servando Teresa de Mier: “al comenzar la función con las luces apagadas, sentado en mi asiento junto a mi mamá, con escasos 4 años, escuchaba atento los 3 acordes que al inicio de la película prometían que aquel suspenso sólo era preludio de algo terrible (…) el tiburón apareció por sorpresa de frente casi saliendo de la pantalla y yo, menudo como lo es un niño pequeño… ¡Me escondí debajo del asiento!”.

Roberto Martínez comentó que afuera del cine Pedro Armendáriz vendían barras de chocolate y juguetes con la figura del tiburón; su papá le compró uno, que era gris, de 30 cm de longitud y con llantas.

chocolate_tiburon._arturo_garbo.jpg
Envoltura de la barra de chocolate “Tiburón” elaborado por la empresa “La Suiza”, en ella se puede ver la emblemática imagen del cartel de la película. Cortesía Arturo GarBo.

A Luis Rendón le tocó experimentar un evento similar al de Gabriela: sus papás los llevaron al cine Tlatelolco “pero en los primeros días la fila de gente era interminable y como vivíamos a dos cuadras del cine por más que mi papá se formaba para comprar boletos, estaban agotados”. La familia tardó tres semanas en poder ver la película y como recuerdo de la misma, sus padres le compraron un tiburón de plástico que incluía a un bañista que le podías poner en la boca.

anuncio_comparan_un_coche_con_un_tiburon_editada.jpg
Campaña publicitaria de la edición limitada en color negro del  VW, el cual comparaban con un tiburón, “más agresivo…por su original color NEGRO. Más cómodo y seguro porque es un Tiburón…SIN ALETAS. Mejor visión por sus CRISTALES POLARIZADOS ORIGINALES…”. Archivo Hemerográfico EL UNIVERSAL.

Por último, Juan Carlos Sandoval comentó que cuando estaba formado con otras dos personas para entrar a verla al cine Tlatelolco, la fila de ingreso y la de la taquilla eran igual de largas, ya que los boletos se tenían que comprar para otros días.

En el lobby tenía pequeños puestos de mercancía en los que él quería comprar un diente de tiburón de plástico: “en esas estábamos, cuando la gente que llegó a la segunda función logró superar al personal de ingreso y rompió una de las puertas de acceso al cine, al ver esto, mucha gente aprovechó para meterse en bola de forma gratuita”.

Dice que su pequeño grupo de tres fue separado por el gentío, uno se quedó afuera mientras que él y la otra persona ingresaron por la avalancha de personas; afortunadamente no hubo algo qué lamentar; sin embargo, algunas personas lograron llevarse recuerdos “gratuitos” de los puestitos que estaban en el lobby.
Asimismo, hubo varios usuarios que afirmaron que después de haber visto la película, algunos de sus familiares o conocidos se negaban a meterse al mar; también hubo aquellos que se hicieron fanáticos de los tiburones e investigaron sobre ellos como pasatiempo.

Varias temporadas en cartelera

Entre los cines que proyectaron la película estaban: el Latino, Las Américas, Cinemas Aeropuerto, Tlatelolco y Cuitlahuac. Cabe mencionar que el estreno de esta cinta fue aprovechado para que la Compañía Operadora de Teatros, S. A. re-abriera los cines Sonora, Tepeyac y Lido.

carteles_de_la_pelicula_tiburon._enrique_garza.jpg
Carteles de la película “Tiburón” que fueron exhibidos en distintas salas del mundo y, de acuerdo con su propietario, Enrique Garza, algunos están autografiados. Cortesía Enrique Garza.

abril-76-tiburon.jpg
En este anuncio de cartelera en su temporada de estreno en México, en abril de 1976, se leía que las entradas a la película “Tiburón” variaban según el cine en el que se proyectara: en tres costaba $25, en doce $15, en seis $12 pesos y en otro más $10. Asimismo, se informaba que  ya había ganado 3 Premios Oscar. Archivo Hemerográfico EL UNIVERSAL.

Las opiniones estaban divididas en cuanto a la calidad de la película; hubo quien mencionó que la publicidad había generado una expectativa mucho mayor a lo que fue. Por otro lado estaban quienes la vieron no sólo en 1976, sino también cuando volvió a estar en cartelera en 1977.

Antes muchos cines y teatros manejaban su cartelera de forma autónoma y decidían qué película u obra querían presentar. Las películas podían ser exhibidas durante una temporada y si eran muy bien recibidas por el público o ganadoras del Premio Oscar, las volvían a proyectar.

En la sección “Del espectáculo” de EL UNIVERSAL de 1976, Juan Jaime Larios escribió que él consideraba que a pesar de que la película “Tiburón” fue clasificada apta para niños y adultos, no se podía dejar de lado que contaba con escenas muy impactantes:

“Es (…) nociva para los niños, por su tremendo realismo y sus efectos impresionantes. Puede ocasionarles problemas psicológicos… pero tal parece que estos aspectos no los toma en cuenta el grupo de censores de Cinematografía… y para seguir con “Tiburón”, en algunas salas cinematográficas donde está siendo exhibida esta película, se han registrado incidentes serios, como ocurrió el día del estreno en el cine “Tlatelolco”, donde muchos jóvenes que, teniendo su boleto, no podían entrar. Rompieron cristales y destrozaron puestos”. 

El 22 abril de 1976 se reportaba que el filme había recaudado en taquilla ocho millones de pesos en tan solo cuatro días de exhibición a lo largo de 22 cines de la capital, en los que tenía cuatro funciones diarias.

La película fue re-estrenada en varios cines en febrero de 1977 y en una de las críticas que aparecían en el Gran Diario de México se decía que, comparada con “King Kong”, “Tiburón” era una “banal estupidez”.

Las versiones mexicanas

La película fue de tal agrado para el público mexicano que en 1977 se estrenó la cinta “¡Tintorera!”, dirigida por René Cardona Jr. y protagonizada por Andrés García, Hugo Stiglitz y Susan George.

a-casi-un-ano-de-estreno-seguia-en-cartelera-17-feb-77.jpg
Anuncio del cine Cuitlahuac donde se decía que “Tiburón” ya llevaba 3 semanas de vuelta en cartelera y que los costos por entrada estaban entre los $4.30 y los $9.50 pesos. Destaca la leyenda que decía que “no hay permanencia voluntaria en ningún cine”. Archivo Hemerográfico EL UNIVERSAL.

tib2.jpg
La película fue re-estrenada en varios cines en 1977 y en una de las críticas de este diario se decía que, comparada con “King Kong”, “Tiburón” era una “banal estupidez”. La cinta mexicana “Tintorera”, entre otras, emularon a la norteamericana. Archivo Hemerográfico EL UNIVERSAL.

En agosto de ese mismo año se anunciaba la construcción de un “gigantesco tiburón mecánico” al interior de los Estudios Churubusco, Francisco Siller Olvera escribió que:

“A semejanza del que fue utilizado en la multimillonaria cinta “Jaws” , según informó un vocero de la empresa CONACITE Uno. Para ello se ponen en práctica las técnicas que al respecto se aplicaron en los Estudios de la Universal Pictures, en Hollywood, para dar al artefacto, la mayor apariencia de veracidad. El tiburón será utilizado en el rodaje de la cinta que producirá CONACITE Uno, titulada “El Niño y el Tiburón” , que llevará como principales intérpretes a un actor infantil y a Andrés García”.

La película fue estrenada en 1978 y fue dirigida por Raúl de Anda Jr.; se decía que además de estas dos (¡Tintorera! y El Niño y el Tiburón) también se estrenaron “Tigre» y «La Cueva de los Tiburones Dormidos”, que también aprovecharon el éxito de la cinta estadounidense.

  • Fuentes:
  • Nelly Rodríguez, artista visual y pedagoga. Asimismo, desde 2011 es fundadora, junto a Juan Carlos, Manuel y Luis, la comunidad de “¡Cácarooo, los viejos cines de la ciudad de México!” en Facebook, un espacio dedicado a la memoria de estos espacios cinematográficos.
  • Archivo Hemerográfico EL UNIVERSAL.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Latest news

6 errores comunes que comete la gente al invertir su dinero en la bolsa y cómo evitarlos

Cecilia BarríaBBC News Mundo15 minutosFuente de la imagen, Getty ImagesPie de foto, Ha existido un boom de inversionistas novatos...

Comercio de armas, sin efecto por Covid: reporte

Estocolmo.— Los grandes fabricantes de armamento no se vieron afectados el año pasado por la crisis económica provocada...

Aplican 22 medidas de austeridad en Guerrero

Chilpancingo.—El gobierno de la morenista Evelyn Salgado Pineda recibió de la administración del priista Héctor Astudillo Flores un...

La pandemia inspira relatos de resistencia

La voz de Uriel Reyes se ha vuelto un referente en el mundo de lo sobrenatural. A...
- Advertisement -

Liberales avalan pacto de coalición en Alemania

Berlín.— El Partido Liberal alemán (FDP) ratificó ayer el pacto de gobierno con los socialdemócratas de Olaf Scholz...

“La policía entrega alma y corazón para servir en SLP”

San Luis Potosí.— Con el mensaje de que no sólo están preparados para defender y proteger a la...

Must read

6 errores comunes que comete la gente al invertir su dinero en la bolsa y cómo evitarlos

Cecilia BarríaBBC News Mundo15 minutosFuente de la imagen, Getty...

Comercio de armas, sin efecto por Covid: reporte

Estocolmo.— Los grandes fabricantes de armamento no se...
- Advertisement -

You might also likeRELATED
Recommended to you