Jesús Ramírez dejó la presidencia deportiva de los Pumas de manera inesperada, con Universidad en los últimos lugares y con una victoria en seis partidos. Así presentó su renuncia en pleno torneo.

Refuerzos que resultaron un fracaso, malos resultados y turbulencia en el seno auriazul es lo que hereda el exdirectivo de los felinos. Su mejor temporada fue en Guardianes 2020, donde disputaron la final ante el León.

A continuación dejamos algunos de los errores que tuvo Jesús Ramírez al frente de los Pumas desde su llegada en el Apertura 2019.

– No logró mantener su proyecto inicial encabezado por el español Miguel González ‘Míchel’, quien se fue por tema económicos a días de iniciar el Guardianes 2020.

– Después de quedar subcampeones en el Guardianes 2020, el proyecto deportivo quedó de lado y la situación financiera del club se convirtió en la nueva prioridad: Vendieron a Carlos González, Andrés Iniestra y una mala negociación los dejó sin su lateral Alejandro Mayorga, posición en la que llevan un año sufriendo por encontrar un reemplazo.

 – En el Guardianes 2021, sin refuerzos de peso, fracasaron en el intento por volver a la final de la Liga MX y ni a repechaje clasificaron. Posteriormente vendieron a Juan Vigón, Johan Vásquez y Juan Iturbe se fue gratis.

– Malos refuerzos. Para el actual certamen se hizo una pequeña inversión, en comparación con las cifras obtenidas con  las ventas de sus últimas figuras. Higor Meritao y José Rogério, de categorías inferiores del futbol brasileño; el veterano Efraín Velarde; Washington Corozo y Cristian Battocchio, quienes no han mostrado ser la solución ante la problemática felina.