·  Invertir en agua y saneamiento es la clave para hacer frente a la crisis climática

·  Reunión de Ministros del sector 2022, busca aumentar la prioridad del agua, el saneamiento y la higiene en las políticas nacionales.
·  Gobiernos de todo el mundo se enfrentan a grandes retos para mejorar la calidad de vida de las personas y para alcanzar un crecimiento económico inclusivo.

La Reunión de Ministros del Sector (RMS), organizada por el Gobierno de Indonesia, la alianza mundial Saneamiento y Agua para Todos (SWA) y UNICEF, que tuvo lugar los días 18 y 19 de mayo de 2022 en Yakarta; fue espacio propicio para centrar el debate en la triple crisis del cambio climático, el COVID-19 y las consecuencias económicas resultantes, que han paralizado el desarrollo sostenible en todo el mundo, dando prioridad urgente al agua y al saneamiento para recuperar las metas de los ODS.
míoLa RMS 2022 reunió a más de 60 ministros de Estado de los sectores agua, saneamiento e higiene y a sus homólogos responsables del clima, el medio ambiente, la salud y la economía, de alrededor de 37 países miembros de la Alianza SWA, proporcionando un espacio para la discusión, sobre cómo el acceso al agua, el saneamiento y la higiene tiene el potencial de prevenir pandemias, aumentar la resiliencia al cambio climático e impulsar el desarrollo económico.
El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, durante su participación calificó que estos espacios son fundamentales para generar solidaridad en la defensa de los derechos básicos al agua y al saneamiento para todos. «El saneamiento y el agua están en el centro del desarrollo sostenible y de la creación de un mundo mejor, más sano y más justo para todos», puntualizó Guterres.
En este sentido, uno de los mensajes para los líderes del mundo que se desprende de la RMS 2022 fue la necesidad de invertir fuertemente en la prevención y mitigación de la pandemia, incluyendo la garantía de que las comunidades de todo el mundo tengan acceso a agua limpia y a servicios fiables de higiene y saneamiento.
Catarina de Albuquerque, directora ejecutiva de Saneamiento y Agua Para Todos (SWA), instó a los líderes gubernamentales y ministros del sector asistentes a la RMS 2022, a mostrar cooperación, coherencia y coraje para defender los derechos humanos básicos al agua, al saneamiento e higiene, sobre todo porque estos servicios tienen el poder de reducir drásticamente la propagación de enfermedades infecciosas, incluida la COVID-19.
“Cuando una de las principales recomendaciones para contener un virus mortal es un paso tan sencillo como lavarse las manos; es inconcebible negar a un tercio de la población mundial este nivel básico de protección. Y quizás la mayor lección de esta pandemia es que nuestras comunidades son tan saludables como lo son sus miembros más vulnerables”, enfatizó De Albuquerque.


Por su parte, Catherine Russel, directora ejecutiva de UNICEF mencionó «Cuando 300.000 niños todavía mueren cada año por enfermedades relacionadas con el agua insalubre y el saneamiento inadecuado, sabemos que debemos hacer más”, en defensa de los derechos de la infancia a nivel mundial; asimismo, comentó que, “El agua y saneamiento son la base de todo desarrollo sostenible y son fundamentales para ayudar a los niños a sobrevivir y prosperar”,  remarcó Russel.

Cifras importantes
·  En el 2020 según la OMS, 17 millones de personas en América Latina y El Caribe carecen de servicios básicos de agua potable. El último reporte de UNICEF, el 80.7% tiene acceso a un servicio de agua potable gestionado de forma segura, 17.53% acceden a un servicio básico. En las zonas rurales, el 38.66% (72.5 millones de personas) acceden a un servicio básico de saneamiento y 3.84% (7.2 millones de personas) tienen un acceso limitado o no gestionado de forma segura.
·  En Las Américas, 72 millones de personas carecen de servicios básicos de saneamiento. UNICEF señala que, a nivel urbano, el 58.19% tiene acceso a un servicio de saneamiento gestionado de forma segura, 37.17% acceden solo a un servicio básico. En el ámbito rural, el 81.67% solo acceden a un servicio básico de saneamiento, el 14.38% (26.9 millones de personas) acceden a un servicio limitado o no mejorado; y 3.95% (7.4% millones de personas) aún practica la defecación al aire libre. Estas cifras revelan que se deben implementar acciones que ayuden a cerrar las brechas y alcanzar los compromisos que asumió el país en el marco de la Agenda 2030.
·  Casi 1.800 millones de personas utilizan agua potable contaminada, exponiéndose a contraer el cólera, disentería, poliomielitis o fiebre tifoidea ampliamente resistente a los medicamentos.
·  La crisis climática también afecta los sistemas de saneamiento que dependen del agua, como los inodoros y las alcantarillas, e impulsa la defecación al aire libre que practican 673 millones de personas.

 

By: @Jeffreyortizhn