Monterrey, NL.- Según García Sepúlveda casi cuatro mil escuelas requieren atención, tres mil 140 del sector público y 800 escuelas privadas. Previamente, Sofialeticia Morales, quien será la próxima titular de la Secretaría de Educación, refirió que, según el propio gobierno estatal, en un reporte dado a conocer en marzo, las escuelas públicas presentaban múltiples fallas y una situación de abandono por casi un año y medio de que se suspendieron las clases presenciales.  

De acuerdo a dicho informe, 443 escuelas carecían de agua potable, y en 993 no funcionaban las instalaciones para suministrar el vital elemento; asimismo, 139 carecían de servicio eléctrico y en 199 no funcionaban las instalaciones eléctricas. Finalmente, tres mil 633 requerían fumigación y dos mil 014 tenían vidrios rotos.   

Durante el arranque de los trabajos de transición para el cambio de poderes en el gobierno estatal, que tendrá lugar el próximo tres de octubre, García Sepúlveda reconoció que el reto es enorme para el inicio del próximo ciclo escolar. 

“A una semana del regreso decretado por el gobierno federal, hay que entrarle y se requiere de todos. No sólo es labor del gobierno, requerimos de los maestros, de la sociedad, y las escuelas privadas”, dijo el mandatario electo. 
 

En ese sentido señaló que este martes hará un anuncio de amplia convocatoria para apadrinar escuelas, pues agregó “queremos ser referentes en todo a escala nacional”. No obstante que este día Nuevo León reportó la cifra récord de contagios en más de 17 meses de la pandemia de Covid- 19, García Sepúlveda confió sobre el próximo ciclo escolar “sí vamos a poder regresar, de manera prudente”. 

Aseveró que está en muy buena relación con el gobierno federal, y solicitó a la actual administración presentar información precisa sobre los requerimientos para el arranque de su gestión, pues con ello se podrá pedir un trato justo en el tema presupuestal ante un año 2022 que se anticipa complicado”.  

“Dejemos la rapiña y el mezquinismo a un lado”, señaló García, y agregó que en este momento ya no debe haber colores partidistas ni siquiera hablar de gobierno saliente y entrante, porque “todos somos Nuevo León y, por ende, de parte de su equipo, en el proceso de transición se estará trabajando con toda la disposición y en la mejor buena fe, si se hacen preguntas, es con la única intención de abrir el panorama, no en plan inquisitorio, menos de dañar o lastimar. 

Tambíen lee: Inicia vacunación a trabajadores de Nuevo León en Laredo, Texas

vare/nv