Atizapán de Zaragoza, Méx.- “Siento tristeza, impotencia de ver cómo destruyeron la casa de Raiders y una historia de 31 años”, señaló Rosario Vargas manager de este club deportivo que fue desmantelado por autoridades municipales. 

El pasto sintético y los postes de la zona de anotación del campo de fútbol americano de Raiders fueron desmantelados por autoridades municipales, quienes tomaron posesión de predio el miércoles 8 de septiembre.

club_raiders_desalojado_.jpg
Foto: Rebeca Jiménez/EL UNIVERSAL 

Este jueves, mobiliario del Club Raiders permanecía en la calle, mientras policías custodian el predio de lo que fue el campo de Raiders en Mayorazgos de Los Gigantes, que fue recuperado tras un procedimiento legal por autoridades municipales, del gobierno que encabeza Ruth Olvera Nieto. 

Los seis jugadores y entrenadores detenidos el 8 de septiembre, tras el enfrentamiento con policías del Grupo Especial de Operaciones (GOE), fueron liberados la madrugada de hoy.
 

“Este campo forma parte de mi vida y la de mi hija, tuvimos muchos amigos y vivimos muchas experiencias aquí, por eso venimos a despedirnos”, afirmó Rosario y su hija.

club_raiders_.jpg
Foto: Rebeca Jiménez/EL UNIVERSAL 

Este lugar no era un antro, era un lugar de deportistas, de esparcimiento sano, que reunía a más de 4 mil familias, apuntó Rosario quien lleva tatuado en su corazón el escudo de Raiders.

“Yo llegué a tener en mi equipo 25 niñas y ya no podía recibir más; muchos jugadores surgieron aquí a lo largo de tres décadas, por eso con añoranza venimos a despedirnos”, lamentó la manager.

Lee también: Tras enfrentamiento con policías, Raiders de Arboledas bloquean avenida de Los Jinetes en Atizapán

apr/nv