Un tribunal ruso ha condenado a la estrella del baloncesto estadounidense Brittney Griner a nueve años de prisión por cargos relacionados con drogas.

También se le ordenó pagar una multa de un millón de rublos (16.300 euros).

La deportista se declaró culpable de cargos de drogas, pero negó haber infringido la ley deliberadamente.

La medallista de oro olímpica de 31 años fue detenida en febrero en un aeropuerto cerca de Moscú cuando se le encontraron vaporizadores que contenían aceite de cannabis en su equipaje.

El cannabis es ilegal en Rusia. En los últimos días desde EEUU habían estado realizando gestiones para de liberación a cambio de extraditado a un traficante de armas.

En este caso se trataría de cambiar al ciudadano ruso Viktor Bout, acusado de vender armas a un grupo terrorista colombiano y condenado a 25 años.