(Actualiza la cifra de fallecidos)

Por Mircely Guanipa Vivian Sequera

Tejerias/caracas, 9 oct (reuters) – las autoridades de
venezuela dijeron el domingo que por lo menos 25 personas
murieron y otras 52 estaban desaparecidas por la crecida de
ríos, en lo que la vicepresidenta llamó una tragedia ocurrida en
una región al suroeste de caracas.

Debido a los aguaceros, aumentó el caudal de cinco quebradas
o pequeños ríos en el poblado de Tejerías, en el estado Aragua,
a unos 67 kilómetros al suroeste de la capital venezolana, dijo
la vicepresidenta Delcy Rodríguez en declaraciones divulgadas
por la televisora oficial.

Más tarde, el vicepresidente del área de Seguridad
Ciudadana, Remigio Ceballos, dijo en la televisora estatal que
pasadas las ocho de la noche la cifra de muertos era de 25,
mientras que 52 personas seguían desaparecidas.

Las aguas arrastraron el sábado por la noche grandes troncos
de árboles, raíces y material desde la montañas cercanas al
poblado, dañando comercios y también cultivos de campesinos,
agregó la funcionaria desde una empantanada calle de Tejerías.

No ofreció cifra de heridos y dijo que la prioridad de las
autoridades era dar con los desaparecidos y tapiados bajo el
lodo y rocas en distintos puntos del poblado. Agregó que
miembros de los cuerpos de rescate y militares revisaban también
las orillas de los ríos en busca de sobrevivientes.

«Hemos perdido niños, niñas, también. Todo muy lamentable
(…) Es una tragedia lo que ha ocurrido en el casco central de
Rejerías», dijo la vicepresidenta.

El mandatario Nicolás Maduro dijo en un mensaje en su cuenta
de Twitter que decretó el área como zona de desastre y tres días
de duelo.

Las calles de Tejerías, una localidad de unos 73.000
habitantes, estaban enlodadas y con restos de grandes rocas y
troncos en las vías, casas tapiadas completa o parcialmente,
según testigos de Reuters.

Armando Escalona, un conductor de taxi de 43 años, dijo que
estaba con su familia en una iglesia evangélica, cuando los
sorprendió la inundación. Agregó que logró abrazarlos y aguantar
un poco, pero que algo lo golpeó en la cabeza, no sabe qué, y se
desmayó. Cuando despertó dijo que no supo que pasó con su esposa
y su hijo.

«Perdí a mi esposa y mi hijito de 5 añitos. No puedo ni
hablar. Estábamos en el culto y todo pasó tan rápido, pasó y
ya», dijo.

Gustavo Arévalo, un comerciante de 58 años que además es
voluntario del cuerpo de Defensa Civil, dijo que el sábado cerca
de las seis de tarde «empezó todo, en cuestión de unos minutos
subió el nivel del agua».

«La antena telefónica (de la localidad) se vino para abajo.
Llovió, pasó el agua, bajó, hizo el daño y ya. Como si hubiera
habido un agua represada que la soltaron», agregó Arévalo en un
sector del casco central Tejerías, una de las zonas más
golpeadas.

Tras el paso del agua «empezamos ayudar a las personas (…)
resguardar lo que quedaba de los negocios, eso parecía una
licuadora dando vueltas en el agua» dijo, señalando que se
encontraron todos los objetos de diferentes negocios juntos
desparramados.

La vicepresidenta señaló que llovió el sábado en 8 horas el
promedio de agua de un mes y que la crecida fue tan fuerte que
arrastró las bombas sumergibles que alimentan el sistema de agua
potable de Tejerías.

Indicó que las lluvias también han provocado daños, como
derrumbes en avenidas y calles, en las últimas horas en otros
tres estados del centro occidente del país, pero sin víctimas.

Las autoridades han alertado sobre los fuertes aguaceros de
las últimas semanas debido al paso de ondas tropicales, que han
dejado hasta hoy e incluyendo las víctimas de Tejerías 40
muertos.
(Reporte de Mircely Guanipa en Maracay, Tibisay Romero en
Valencia y Vivian Sequera en Caracas.)

Reuters

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here