Al menos diez personas murieron en una explosión en una gasolinera en un pequeño pueblo en el noroeste de Irlanda, anunció este sábado la policía.

La explosión que ocurrió el viernes por la tarde en el pequeño pueblo de Creeslough, a unos 50 kilómetros de la frontera con Irlanda del Norte.

La explosión dejó «diez víctimas», indicó la policía. «Las diez víctimas son cuatro hombres, tres mujeres, dos adolescentes -un chico y una chica- y una chica más joven», explicó el cuerpo de seguridad, que añadió que todas las víctimas parecían ser de la localidad.

Las autoridades no esperan encontrar más víctimas, indicó la fuente.

La policía está tratando el incidente con la «mente abierta» pero afirmó que «de momento», la información disponible «apunta a un trágico accidente».

Una fotografía aérea tomada tras la deflagración muestra parte de la gasolinera destruida. Dos inmuebles residenciales de dos pisos, ubicados detrás de la gasolinera, colapsaron.

Kieran Gallagher, cuya casa se encuentra a unos 150 metros de la gasolinera, dijo que el ruido de la explosión le hizo pensar en una bomba. «Estaba en mi casa cuando escuché la explosión. (…) Era como una bomba», dijo a la BBC.

La comunidad ha sido golpeada por «un tsunami de dolor», dijo el sacerdote John Joe Duffy en la misa del sábado por la mañana en la iglesia del pueblo.

Los servicios de auxilio trabajaron toda la noche para buscar a otras potenciales víctimas, junto con perros adiestrados. Se seguían recogiendo escombros el sábado por la mañana.

Acudieron al lugar la policía, los bomberos, los servicios de ambulancia y los guardacostas de Irlanda, así como el servicio de ambulancia aérea de Irlanda del Norte y un equipo de especialistas de la provincia británica.

El Hospital Universitario de Letterkenny, situado a 24 kilómetros de la explosión, fue puesto en situación de emergencia, ya que, según un comunicado, estaba atendiendo a «múltiples heridas».

– «Devastadora explosión» –

El primer ministro irlandés, Micheal Martin, dijo en un comunicado que sus «pensamientos y oraciones están con los que perdieron la vida, y con los heridos en la devastadora explosión».

Martin anunció que acudirá al lugar de la explosión. «Es un pueblo muy pequeño, casi todo el mundo conoce a alguna de las víctimas», dijo a la prensa. «Es un día sombrío», añadió.

El pueblo de Creelough tiene alrededor de 400 habitantes.

El ministro de Agricultura, Charlie McConalogue, representante electo de la zona afectada por la explosión, comparó las escenas de devastación con las del conflicto norirlandés de la segunda mitad del siglo XX.

«Las escenas del suceso recuerdan a las imágenes de los ‘disturbios’ de hace años, en cuanto a los daños y los escombros», dijo.

El conflicto norirlandés enfrentó durante tres décadas a los nacionalistas, mayoritariamente católicos, partidarios de la reunificación de la isla de Irlanda, con los unionistas, mayoritariamente protestantes, que querían mantener la provincia bajo la corona británica. El conflicto se saldó con unos 3.500 muertos.

«Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias y amigos de los que murieron, los que resultaron heridos y toda la comunidad de Creeslough», tuiteó Applegreen, la empresa dueña de la gasolinera afectada por la explosión.

csp-ctx/jg/meb/eg

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here