Alberto Fernández denunció que vandalizaron una estatua de Néstor Kirchner ubicada en la ruta 7, la cual tiene un agujero en la frente y perforaciones a la altura del oído izquierdo. A través de su cuenta de Twitter expresó: “Desterremos el odio en la Argentina”. Minutos más tarde y en la misma sintonía, la portavoz, Gabriela Cerruti, se sumó al repudio del jefe de Estado y agregó: “Al odio y la violencia le decimos Nunca Más”.

El Presidente había hablado más temprano sobre el intento de magnicidio a Cristina Kirchner. Y advirtió que los atacantes de la vicepresidenta (Sabag Montiel y Brenda Uliarte) decían que él sería “próximo”.

Luego, usó su cuenta de Twitter para referirse a la vandalización del monumento a Kirchner: “A menos de dos semanas del atentado a Cristina Kirchner, así amaneció hoy el monumento a Néstor Kirchner emplazado en Ruta 7″. Y sentenció: “Desterremos el odio en Argentina. Con la fuerza de la democracia y el coraje de las convicciones, decimos nunca más a la violencia en nuestra patria”.

La estatua se ecuentra emplazada en la entrada de localidad de Vedia, en el municipio de Leandro N. Alem, en la provincia de Buens Aires. Allí en el cruce con la ruta Nacional 7, y en una rotonda se encuentra el monumento al expresidente Néstor Kirchner.

Según decriben algunos vecinos del pueblo que se encargaron de difundir el hecho en las redes, las marcas en el rostro y las perforaciones serían producto de disparos de armas de fuego. Hasta ahora se desconoce si efectivamente el agravio a la estatua ocurrió en las últimas semanas, luego del intento de magnicidio a la vicepresidenta, o si se trata de suceso anterior.

Más temprano el presidente Alberto Fernández habló con un medio español sobre el atentado contra Cristina Kirchner y dijo que los detenidos por el ataque, Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, lo habían señalado como la siguiente víctima en los intercambios por chat encontradas en sus teléfonos celulares. “Se conocieron las conversaciones de los implicados y hablaban de que el próximo era yo”, afirmó el jefe de Estado. Además, sugirió que Sabag no “es un loco” y que “no es inimputable”

Durante una entrevista, Fernández explicó que, si bien no teme por su vida, debe estar preparado para una situación similar: “Tengo que estar atento por si me pasa a mi, pero no puedo separarme de la gente”.

Asimismo, se mostró convencido de que Fernando Sabag Montiel no es una persona loca: “No es un marciano ni una persona fuera de nuestra sociedad, vive entre nosotros. No es un loco. No es inimputable, es una persona en sus plenas facultades. Y eso no es la Argentina, es una banda de sin verguenzas que son capaces de hacer semejante atrocidad”. Y agregó que “quizás es una persona enojada con la democracia”, pero que “no puede actuar de esta forma”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here