5 sep (Reuters) – AlphaTauri, propiedad de Red Bull, condenó
las «acusaciones de juego sucio» contra el equipo de Fórmula Uno
y la jefa de estrategia de Red Bull, después de que la retirada
del piloto japonés Yuki Tsunoda en el Gran Premio de Países
Bajos del domingo provocó agresiones en internet.

Tsunoda provocó un coche de seguridad virtual (VSC) cuando
se detuvo en un lado de la pista, un incidente que finalmente
ayudó a Max Verstappen a ganar la carrera para Red Bull y
mantenerse en la cabeza del campeonato.

El siete veces campeón del mundo de Mercedes, Lewis
Hamilton, dijo enfadado a su equipo por radio durante la carrera
en Zandvoort que «ese VSC nos ha estancado».

La secuencia de eventos fue extraña, con el japonés
parándose inicialmente porque temía que una rueda estuviera
suelta y luego regresando a boxes, desde donde fue enviado a la
carrera de nuevo y para detenerse solo poco después.

AlphaTauri dijo el lunes que tanto ellos como Hannah
Schmitz, jefa de estrategia de Red Bull, habían sido atacados en
internet después de la carrera.

«No se puede tolerar un comportamiento tan odioso, y hacer
acusaciones de juego sucio es inaceptable, falso y completamente
irrespetuoso tanto para Hannah como para nosotros», dijo el
equipo en un comunicado.

«Siempre hemos competido de forma independiente, justa y con
los más altos niveles de respeto y deportividad».

«Yuki tuvo un fallo que el equipo no detectó inmediatamente
y que le hizo parar en la pista. Sugerir algo diferente es
insultante y categóricamente incorrecto», añadió el comunicado
publicado en redes sociales.

El jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, y Verstappen
dijeron después de la carrera que el episodio del auto de
seguridad virtual les había complicado las cosas.
(Reporte de Alan Baldwin en Londres
Editado en español por Aida Peláez-Fernández)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here