El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, dio detalles este martes sobre la amenaza de muerte que sufrió ayer la vicepresidenta Cristina Kirchner, después de la cual la Justicia dispuso reforzar su seguridad. En declaraciones a los medios, diferenció el hecho del atentado contra la exmandataria ocurrido el 1° de septiembre e indicó que el aumento de su custodia es objeto de evaluación.

“Hubo un llamado y un parte a la Justicia. A mí me llega el oficio por ese tema específicamente e instruyo al jefe de la Policía Federal Argentina (PFA) por dos temas: uno, para la investigación y el otro, para las consultas específicas de la evaluación respecto de los efectivos que tienen que participar [de la custodia]”, explicó Fernández desde la entrada del Ministerio de Seguridad.

Consultado acerca del contenido de la comunicación con la línea 911 en la que se produjo la amenaza contra Cristina Kirchner, se limitó a decir que “fue un mensaje corto y nada más” y agregó que su origen “se está investigando”. Sin embargo, más temprano trascendió que el llamado se realizó desde la ciudad de La Plata.

Tras ello, al ministro le preguntaron si después de este nuevo hecho la vicepresidenta “corre peligro si quiere reaparecer públicamente”, a lo que contestó: “Supongo que no y es una valoración que tiene que hacer ella. Si yo tengo que apreciarlo, lo aprecio con ojos de lego. No conozco el tema como para ser tan facilista y no quiero hacer de esto una cosa liviana. Tienen que evaluarlo los que realmente lo tienen que evaluar”.

Y tras una repregunta sobre un próximo refuerzo de la seguridad de la exmandatarira, insistió: “Eso lo va a evaluar su custodia. Yo no soy Policía, soy contador y abogado”.

Por otra parte, Fernández contó que fue él mismo quien llamó a la vicepresidenta para informale sobre lo ocurrido. “Ayer hablé con Cristina, la llamé para contarle sobre este tema”, reveló y dijo con relación a su estado anímico frente a los recientes sucesos que la involucran: “Está bien. Cristina es una mujer muy fuerte en estas cosas, pero nadie deja de prestarle atención a lo sucedido, que es grave por sí mismo a pesar de que haya gente que se mofe de esa situación”.

Más tarde, cuando le consultaron si detrás del llamado existe una “organización” delictiva o si se trata de “marginales”, manifestó: “La investigación corre por cuerda separada, aunque sea el mismo juzgado. Lo importante es que a ninguna de las acciones que puedan aparecerse tangencialmente o de cualquier forma las minizamos. Les damos el valor que tienen que tener”.

Asimismo, diferenció la amenazas de muerte contra Cristina Kirchner del eventual atentado contra el presidente Alberto Fernández que trascendió a comienzos de esta semana, a partir de una serie de mensajes de texto entre Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte que lo señalaban como la siguiente víctima. “No viene por este mismo lado”, se limitó a decir.

Finalmente, dijo respecto de los avances en la investigación por el intento de asesinato contra la vicepresidenta: ”Ustedes tienen que saber que hay muchísima información por constatar. Se ha procesado muchísima y hay muchísima más y esto requeire de unos días. Una vez que conozcamos toda la información, seguramente la fiscalía y la jueza, que están trabajando fuertemente y muy bien, sacarán evaluaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here