Las autoridades venezolanas han elevado este jueves a cuatro los muertos como consecuencia de las inundaciones y los desbordamientos de ríos que han provocado las intensas lluvias esta semana en El Castaño, en el norte de Venezuela.

Una de las personas que se encontraba en paradero desconocido desde el pasado 17 de octubre, cuando tuvo lugar uno de los desbordamientos de ríos, ha sido encontrada sin vida por los agentes de seguridad, según ha informado ‘El Nacional’.

Se trata de un vigilante de seguridad de una urbanización que estaba de guardia cuando ocurrió el deslave, tal y como ha detallado su propia esposa en un mensaje en Twitter.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, visitó el pasado martes la zona de El Castaño, en el norteño estado de Aragua, donde las recientes tormentas han afectado a más de 50 viviendas.

El mandatario venezolano expresó, en declaraciones recogidas por TeleSur, que ha visitado el lugar después de presenciar el desastre natural de Tejerías –también en el estado de Aragua–, donde se han registrado 54 muertes por un deslave.

«Tenemos dos frentes de desastre natural. Venimos desde Tejerías para acá. Hay que atender los dos frentes con fuerza, con todo lo que tengamos disponible», expresó Maduro.

Asimismo, el mandatario venezolano resaltó, posteriormente, que estas inundaciones son el resultado del efecto «nocivo» del cambio climático, ya que los eventos climatológicos son cada vez más intensos y devastadores.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here