La cola para poder acceder a la capilla ardiente de la reina Isabel II, instalada en el palacio de Westminster, se extiende más de siete kilómetros a primera hora de este viernes, lo que provoca que las autoridades calculen que el tiempo de espera pueda ser de hasta once horas, según los datos del Gobierno.

Miles de personas han pasado la noche a la interperie para mantener su puesto en la cola, que va desde el palacio de Westminster hasta la playa de Bermondsey, según los datos que ofrece el Ejecutivo británico en tiempo real sobre el estado de la fila para dar idea de dónde tienen que colocarse quienes quieran incorporarse e intentar entrar a la capilla ardiente.

La capilla ardiente abrió el miércoles por la tarde y no cerrará hasta el lunes a primera hora –las 6.30, una hora más en la España peninsular–. Ese mismo día tendrá lugar el funeral de Estado en memoria de Isabel II, en presencia de cientos de dirigentes internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here