El ministro de Salud de Australia, Mark Butler, ha anunciado este domingo que el país pedirá pruebas de covid negativas, desde el 5 de enero, a todos los viajeros procedentes de China, includio Hong Kong y Macau.

Butler ha informado, a través de su cuenta de Twitter, que la medida entrará en vigor a las 12:01 am del jueves 5 de enero y exigirá a los viajeros una prueba coronavirus, realizada en las 48 horas anteriores, con resultado negativo.

«La decisión de implementar estas medidas temporales se ha hecho con extremada precaución, teniendo en cuenta la dinámica y la evolución de la situación en China y el potencial de que aparezcan nuevas variantes en un entorno de alta transmisión», ha explicado el ministro en su cuenta de Twitter.

Pese a esta medida, Butler ha recalcado en su mensaje que el Gobierno valora de forma positiva la reanudación de los viajes entre Australia y China, ya que «hay muchos chino-australianos que no han podido ver a su familia y amigos por meses o años».

El titular de Salud también recuerda que otros países, entre los que cita a Francia, India, Japón, Malasia, España, Corea del Sur, Reino Unido y Estados Unidos, ya han adoptado esta decisión.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here