El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha asegurado que no hará «concesiones fundamentales» en las conversaciones con su hómologo chino, Xi Jiping, en la cumbre del G-20 que se celebra la próxima semana.

«No estoy dispuesto a hacer ninguna concesión fundamental» en las conversaciones, ha afirmado el mandatario estadounidense, antes de remarcar que está «buscando la competencia, no el conflicto».

«Lo que quiero hacer con él (el presidente chino) cuando hablemos es exponer cuáles son las líneas rojas de cada uno, entender lo que él cree que son los intereses nacionales críticos de China, lo que yo sé que son los intereses críticos de Estados Unidos, y determinar si entran o no en conflicto. Y si lo hacen, cómo resolverlo y cómo solucionarlo», ha explicado Biden a los periodistas en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El mandatario ha indicado también que espera discutir con Xi temas como Taiwán, así como «una serie de otros temas, incluyendo el comercio justo y las relaciones relativas a sus relaciones con otros países de la región».

El encuentro entre Biden y Xi en Indonesia marcará la primera reunión cara a cara desde que el dirigente estadounidense asumiera el cargo tras su victoria en las elecciones de 2020. Además, se enmarca en el contexto de debilitamiento de las relaciones entre Washington y Pekín, sobre todo desde las últimas tensiones en la región asiática tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la isla.

Los funcionarios estadounidenses han tratado de rebajar las expectativas y han subrayado que la conversación era necesaria para garantizar que la relación no se desvíe hacia el conflicto, informa Bloomberg.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here