El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha aprobado la declaración de emergencia en el estado de Florida por el paso del huracán ‘Nicole’, que empezó a formarse el pasado 7 de noviembre.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el mandatario estadounidense ha ordenado la asistencia de fondos federales para complementar los esfuerzos de respuesta estatales, tribales y locales para hacer frente a las condiciones de emergencia provocadas por la tormenta.

Con dicha declaración, Biden ha ordenado al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) a coordinar «todos los esfuerzos de socorro» en el caso de desastre «que tengan el propósito de aliviar las dificultades y el sufrimiento causados por la emergencia en la población local».

Asimismo, servirá para proporcionar «la asistencia apropiada» para las medidas de emergencia requeridas como salvar vidas y proteger la propiedad y la salud o seguridad pública, así como para disminuir o evitar la amenaza de una catástrofe en varias decenas de condados.

«La FEMA está autorizada a identificar, movilizar y proporcionar, a su discreción, el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia», ha detallado la Casa Blanca en su misiva.

El pasado mes de septiembre el huracán ‘Ian’ llegó a dejar a dos millones de personas sin suministro eléctrico y se cobró la vida de más de 90, dejando rachas de viento de más de 240 kilómetros por hora, lo que llevó a la Administración Biden a aprobar la declaración de desastre.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here