Creo que ahora los argentinos tenemos otra cuenta que saldar y es la del pequeño Lucio Dupuy. Espero que todos los que hemos defendido y apoyado a la familia de Fernando Báez Sosa, brutalmente asesinado, hagamos lo mismo por el aberrante trato que recibió Lucio. Un niño de solo 5 años sin defensa alguna y que en su total inocencia creía que esos dos monstruos lo querían. Ni siquiera los animales tratan así a sus crías. Creo que somos muchos a los que el tema nos causa náuseas. Es muy difícil comprender la actitud totalmente inhumana que han tenido estos dos individuos, uno de ellos su propia madre con el pequeño. Pero hubo otros actores que deberán responsabilizarse por su omisión en el caso, ellos son docentes y médicos . Es fácil distinguir en una clase quiénes son los chicos o las chicas que tienen problemas en su casa. Y mucho más aquellos que son abusados físicamente.

Por favor, si pedimos Justicia una vez por Fernando, hagámoslo ahora otra vez por el pequeño Lucio. Que la ley les haga pagar a los culpables, en ambos casos, por lo que les hicieron. Aunque ya sabemos que nadie les devolverá la vida.

Patricia Connolly

DNI 5.333.461

La llegada a la Argentina de los tres dictadores caribeños, Maduro, Ortega y Díaz-Canel, es lamentable. Nuestro país parece abandonar su compromiso con el respeto a los derechos humanos y recibe a Maduro, cuyo gobierno ha sido acusado de genocidio por las Naciones Unidas; a Díaz-Canel, que últimamente ha encarcelado a cientos de cubanos por entonar o escuchar una canción, y a Ortega, quien ha impedido elecciones libres en su país y ha mandado a prisión a sus principales oponentes. Es una vergüenza que la administración de Alberto Fernández permita que estos dictadores visiten el país.

Raúl Davaro

DNI 13.214.899

El gobierno de los Estados Unidos ofrece quince millones de dólares por la captura del dictador Nicolás Maduro. Ahora que viene a la Argentina no le vendrían mal a nuestro empobrecido Banco Central.

Eduardo Favelukes

DNI 4.384.451

La Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia deplora y condena el pedido de juicio político formulado por el kirchnerismo y sus cómplices contra la Corte Suprema de Justicia de la Nación. No obstante, recuerda y reitera una vez más que esta embestida tuvo comienzo con el atropello a ese máximo tribunal en 2003 –en el que el actual presidente de la Nación tuvo un rol protagónico– para lograr una nueva mayoría que permitiera la pesificación de la economía y derribara los obstáculos constitucionales que impedían el juzgamiento de funcionarios estatales en los hechos armados de los años 70. La Asociación quiere reiterar a la opinión pública y en especial a la dirigencia política que dicho ataque y la nefasta doctrina fijada por la nueva mayoría de la Corte en los fallos “Arancibia Clavel”, “Simón” y “Mazzeo”, condenada por la Academia de Derecho y los más prestigiosos juristas de nuestro país, continúa vigente y ha permitido el juzgamiento ilegal de más de tres mil militares, policías y civiles a los que no se les reconocen elementales derechos vigentes para el resto de la ciudadanía. El plan de persecución de enemigos políticos y copamiento de la Justicia urdido por el kirchnerismo en 2003 tuvo siempre la finalidad que hoy exhibe obscenamente: lograr la impunidad de los hechos de corrupción que caracterizarían su gobierno, y obtener simultáneamente el silencio cómplice de quienes debieran exponerla y condenarla, tal como lo hemos denunciado documentadamente en el libro El Pacto Kirchner-Verbitsky. Resulta indispensable tanto defender las instituciones como recuperar la legalidad, restaurando el principio de legalidad y la igualdad ante la ley, que no están vigentes en nuestro país por obra de actos y omisiones que a esta altura hacen responsable a toda la clase dirigente de nuestro país.

Alberto Solanet

Presidente Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia

Carlos Bosch

Secretario

Últimamente aquí y en otros países se lanzó una nueva campaña de difamación contra Azerbaiyán. Su propósito es un intento de acusar al país que represento de supuestamente mantener en un “bloqueo” a la población de etnia armenia que vive en el territorio de Karabaj, así como de dañar nuestra reputación internacional y, por lo tanto, crear obstáculos para el desarrollo de nuestras relaciones con socios internacionales como la Argentina. Algunos grupos de interés y círculos políticos están tratando de llamar “desastre humanitario” a la acción pacífica de las organizaciones no gubernamentales y activistas sociales de Azerbaiyán, que comenzó a partir del 12 de diciembre de 2022 para poner fin al saqueo de los recursos naturales pertenecientes a mi nación y la finalización del daño a su ecología. De este modo, por alguna razón estos grupos ponen entre comillas el derecho constitucional y universal del pueblo azerbaiyano a poseer su riqueza. Quienes afirman “la violación” de los derechos de los veinte a veinticinco mil ciudadanos de etnia armenia que viven en Karabaj ignoran los derechos de más de diez millones de ciudadanos azerbaiyanos a la propiedad de sus recursos naturales. Cualquier país que respete su soberanía e integridad territorial debe aceptar estos pasos como algo lógico y razonable. Por otro lado, recomiendo encarecidamente a quienes acusan a Azerbaiyán de cometer un supuesto “genocidio” que analicen la historia del Cáucaso Sur durante los últimos ciento veinte años. Podrán saber de los genocidios que efectivamente sufrieron decenas de miles de azerbaiyanos durante ese lapso, incluyendo los hechos de Jodyalí, que tuvieron lugar en 1992. Con el permiso del gobierno de nuestro país, las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz se han desplegado temporalmente, hasta 2025, en la región económica de Karabaj en Azerbaiyán, donde viven nuestros ciudadanos de etnia armenia. El despliegue de las fuerzas rusas en el territorio de Karabaj se ha hecho con el objetivo de traer por fin la paz a la región hasta la culminación del período de su mandato. Durante los últimos dos años, Azerbaiyán ha creado las condiciones necesarias para que los armenios étnicos que viven en Karabaj continúen con su vida normal y ha construido una nueva carretera de transporte para que puedan viajar cómodamente a Armenia. Desafortunadamente, el enfoque humanista del gobierno de Azerbaiyán ha sido mal intencionadamente utilizado por el Estado armenio y por los círculos criminales que operan en Karabaj con su apoyo, y han abusado de esa ruta, destinada a fines humanitarios, utilizándola para el transporte ilegal de los recursos naturales de Azerbaiyán y para el abastecimiento a las unidades militares armenias, ilegalmente acantonadas aún en Karabaj, y a los para-militares financiado por ese país en nuestros territorios, incluyendo el suministro de armas y minas terrestres. Armenia ha violado así, gravemente, varios artículos de la declaración trilateral firmada por los líderes de Azerbaiyán, Rusia y Armenia el 10 de noviembre de 2020. En oposición a la misma declaración, las unidades del ejército ilegal de esta continúan instaladas en Karabaj y el proceso de apertura de rutas de comunicación regionales se detuvo artificialmente. No hay obstáculo alguno para el movimiento de bienes humanitarios y civiles a través de la carretera de Lachín. Durante el último mes, centenares de automóviles han utilizado esa vía, y las imágenes están disponibles en las redes sociales. Además, afirmar que se cortaron algunos proyectos de infraestructura (gas, electricidad, etcétera) es completamente falso y tiene como único objetivo denostar a mi nación. El Estado de Azerbaiyán, conocido en el mundo por su historia y valores multiculturales, brinda los derechos otorgados por su Constitución a todos sus ciudadanos, independientemente de su origen étnico y de sus creencias religiosas. Y esa política se aplica a nuestros ciudadanos de etnia armenia que viven en Karabaj.

Ramzi Teymurov

Embajador de Azerbaiyán en la Argentina

Después de leer con mucha atención el reportaje al gobernador de la provincia de Buenos Aires, quedé tan sorprendida como preocupada. Esperaba alguna respuesta sin evasivas y sin echarle la culpa al gobierno anterior. Misión imposible. Kicillof no suma ninguna propuesta, no puede dar cifras de los empleados públicos provinciales ni de obras cumplidas durante su gestión. No afirma ni desmiente su candidatura. Repite hasta el hartazgo el credo kirchnerista: Cristina es una víctima del poder judicial y de los medios hegemónicos que lograron proscribirla, la culpa es de Macri y no apoya al Presidente porque se fue del gobierno cuyo ministro de Economía era él. Pasan los años y no hay una idea novedosa que Kicillof pueda aportar.

Andrea Cecilia Testa

DNI 16.559.434

Si alguien tenía alguna duda en cuanto a que la ideología de género es un movimiento de tendencia totalitaria, basta con ver lo que está sucediendo en Canadá, donde se pretende obligar a Jordan Peterson, un psicólogo que se ha atrevido a criticar dicha ideología, a participar de un proceso de reeducación profesional so pena de retirarle la licencia para ejercer su profesión. Un brutal atentado contra la libertad de opinión que es de esperar que no prospere.

Miguel Eduardo Gutiérrez Trápani

[email protected]

Los textos destinados a esta sección no deben exceder los 1000 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: [email protected] o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

LA NACION

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here