Al menos 16 tumbas fueron vandalizadas con esvásticas y mensajes de apoyo a Kanye West, mientras que otras 23 fueron destruidas en el cementerio judío Am Echod en Waukegan ubicado en Illionis, Chicago.

El grupo de vigilancia Stop Antisemitism calificó como una “depravación” lo ocurrido en el panteón.

Por otro lado, la Liga Antidifamación del Medio Oeste (ADL Mildwest) pidió que las vandalizaciones se investiguen como “un crimen de odio”.

“Seamos claros, deberían provocar una reacción visceral. Es odio, antisemita y son peligrosos porque pueden causar este tipo de actos de la vida real”, dijo el director regional de la ADL del Medio Oeste a Fox News.

La alcaldesa de Waukegan, Ann Taylor, también expresó que su reprobación a lo ocurrido y agradeció que la policía local trabajara en la reparación de las tumbas.

El odio no tiene lugar en Waukegan, cuando ocurren tales incidentes, nuestros vecinos marginados son víctimas y toda nuestra comunidad sufre.

Durante la Semana de la Moda en París, Kanye West generó polémica por utilizar una camiseta con el eslogan “White Lives Matter” (las vidas blancas importan) que la Liga Antidifamación calificó como discurso de odio y sirve de consigna por el movimiento supremacista blanco.

Luego de recibir críticas por utilizar la camiseta, Kanye West lanzó comentarios antisemitas en redes sociales y CNN reportó que el rapero tenía una obsesión con Adolf Hitler.

(Con información de Christian Granados)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here